Los clubes deberán decidir mañana cómo será la conformación de los planteles, que podrá tener una o dos fichas innominadas.

El cambio a tres extranjeros que se dio en la LUB hizo que se modificaran los reglamentos y ahora se hable de “fichas innominadas” para esos tres cupos que pueden ser ocupados tanto por foráneos como por nacionales en nuestro máximo torneo.

Ahora llega el turno en que El Metro deberá adecuarse a estas nuevas reglas. Hasta la última edición había ocho fichas de las cuales una podía ser extranjera, pero también los clubes podían tener entre los jugadores locales un nacionalizado.

El día de mañana se votará entre dos propuestas:

  • Una sola ficha innominada, la cual podrá ser tanto extranjera como nacionalizada o nacional. En este último caso se podrá utilizar también una ficha de Liga Uruguaya, quien luego podrá volver a jugar LUB.
  • Dos fichas innominadas, de las cuales una podrá ser extranjera. La segunda podrá ser una nacionalizado o un jugador nacional, incluso un jugador de LUB igual que en el punto anterior, pero no podrá ser recambiada a lo largo del torneo.

En ninguno de los casos se contempla la posibilidad de jugar con dos extranjeros.

Otro aspecto importante que se votará es la cantidad de descensos a la DTA, para lo cual la propuesta es que sean tres, ya que existe la intención de disminuir la cantidad de equipos en la Liga Uruguaya.