Nacional derrotaba a Urunday Universitario 66-54 y dominaba el juego, cuando la humedad imposibilitó continuar el partido a falta de 6:22 para el final.

El Estudioso hizo los deberes en el inicio, logró hacerse amo y señor de la pintura dañando permanentemente al tricolor dentro de la llave aprovechando el ataque de Crawford sobre Batista y el de Lee sobre De Groat. La tarea de Chaz en la defensa de Esteban fue soberbia, pero los de Fernández se pusieron en partido de la mano de De Groat que inició con 4/4 en triples para revertir el score. La entrada de Eziukwu solucionó los problemas defensivos del Bolso que con momentos de inspiración de De Groat en un equipo que no jugaba bien en ataque, llegó a tomar 9 de ventaja. El ingreso de Zubiaurre con puntos consecutivos puso a tiro a los verdes, pero Fernández apeló a subir la intensidad defensiva con la salida de Batista, lo que le dio resultados y encontró caminos para que Danridge corra la cancha. Un triple de Moglia sobre la chicharra terminó mandando el juego 41-34 al entretiempo a favor de los de La Blanqueada.

La mano infalible de De Groat desde más allá de los 6,75 volvió a estirar diferencias, mientras que Izuibejeres ingresó y también puso su bomba para que Nacional goce de 15 tantos de ventaja. La defensa en la pintura del Bolso fue muy buena ante un equipo que no encontró efectividad desde más allá de los 6,75, con porcentajes lejanos a su habitual producción (4/20). Urunday encontró reaccionar en el amanecer del último cuarto, con un 7-0 atacando mejor la pintura, sin embargo el local con un doble a distancia de Silvarrey y corrida de Danridge llegó a recuperar 12 cuando el partido quedó trunco. La humedad en el escenario imposibilitó el transitar normal del juego, acertada decisión de la terna tras charla con los capitanes, que pudo tomarse antes ante la cantidad de resbalones previos y ante la menor intensidad del juego ante el mal estado del piso de la UA.

El juego continuará mañana en Unión Atlética a las 20:30 horas.

Galería de Fotos