Atenas venció a Verdirrojo en un gran partido de Álvarez y Macanskas, pero donde el debutante Davon Hayes se robó miradas y aplausos.

Resumen del partido

En el esperado retorno al Cerro, el local recibía a las alas negras que se jugaban un punto importante para volver a estar tranquilas luego de la quita de puntos. El local arrancó mejor con triples de Castro y Mayora, aprovechando las pérdidas de Atenas que le costó armar sistemas en juego estacionado hasta que de la mano de Álvarez empezó a correr y logró pasar antes de la mitad del chico. Buenos ingresos de Planells, efectivo en tiros de media y larga distancia, y Hayes para darle aún más ritmo al equipo mantuvieron arriba a los de Frydman ante un Verdi que dependió de Mayora y Drew Martin. Dos triples de Macanskas pusieron el 29-20 con que llegaron al primer descanso. En un pasaje a pura bomba Hayes puso dos y Macanskas otra, mientras Martin descontó para los de Caballero, que tuvieron a Mayora inspiradísimo rompiendo, tirando y también robando para poder correr. Gonzalo Álvarez tomó la generación de la visita y puso lindas asistencias para Macanskas, y el debutante Hayes mostró sus recursos atacando el aro para irse al entretiempo ganando 57-43.

Los protagonistas se mantuvieron en el equipo de la Fortaleza, mientras del otro lado aparecieron los foráneos de Atenas y dos triples de Álvarez para llegar a abrir 18 de renta. Con el reingreso de Nacho Castro, sumado a lo constante de Mayora y un buen retorno de Rogelio De León tras la lesión, Verdirrojo puso un 9-0 pero Planells puso un triple para tranquilizar a los suyos. Una corrida más del “8” del Cerro dejó el score 77-68 de cara al período final. Un triple de Hayes y buenas acciones de Macanskas, más la defensa zonal planteada por Frydman, volvieron a darle aire a las alas negras, pero las salidas de Álvarez y Henry por quinta falta, más dos bombazos de Lucas Rodríguez, devolvieron las esperanzas a Verdirrojo que se puso a seis faltando tres minutos para el final. Si bien en las últimas le costó anotar, y un triple de Mateo Pose parecía liquidar el juego, una falta de tres tiros al extranjero Martin y un rebote ofensivo que él mismo tomó hicieron que el cierre fuera más emocionante aún. Libres de Macanskas y Agustín Pose hicieron que, a pesar de un bombazo de Suárez, Atenas selle el triunfo 103-97.

UNO x UNO

VERDIRROJO

Mayora (8). Enorme partido. Triples, corridas, rompimientos. Números brillantes. Castro (6). Muy correcto 1C, elevó el ritmo y fue importante en la remontada del 3C. Suárez (5). Le costó encontrarse en ataque, atrás cumplió. Cholaquides (5). Tuvo chispazos importantes, jugando fuera de puesto casi siempre. Martin (7). Fue importante siempre, pero en el cierre fue el hombre. Rodríguez (6). Los triples del final lo hacen merecer un punto más. De León (5). Volvió, y ya es gran noticia. Sumó además. Bentancur (4). Su emparejamiento con Hayes lo hizo sufrir. Caballero (4). Jugó a un ritmo muy alto contra un equipo que se siente cómodo así. Defensivamente no encontró soluciones y lo pagó caro.

ATENAS

A.Pose (5). Inseguro en el traslado, mejoró en el 2T. López (4). Siente aún la lógica falta de ritmo. Álvarez (8). Cuando agarra la manija del equipo, salen cosas buenas, siempre. Macanskas (8). ¿Triples? Sí. ¿Posteado? Sí. ¿1×1? También. Tremendo. Henry (4). Volvió a la timidez de la primera rueda, y se cargó de faltas. Planells (6). Entró con gol y puso una bomba clave. En la base alternó buenas y no tanto. M.Pose (5). Su virtud fue ser eficiente, pocas pero buenas. Hayes (9). El destacado. Orta (4). Jugó en desventaja de altura y lo sintió. Fernández (-). Apenas segundos. Frydman (8). Armó quintetos diversos según el momento. Probó y encontró variantes defensivas cuando precisó. Punto extra por elegir un extranjero que es ideal para su equipo.

_______________________

Lo destacado

Antes del partido, se hablaba de si era un alero o un ala-pívot, o de qué jugaría. Durante el partido, sólo cabía decir que era bueno y se adaptaba perfectamente al esquema de juego de este Atenas. Entró de “4”, pero también tomó la base en algún momento. Puso tres triples, pero también mostró cualidades más que interesantes atacando el aro. Anotó 27 puntos y su equipo ganó, era todo lo que el hincha quería.

Lo distinto

“Te alentaré cuando menos lo merezcas porque será cuando más lo necesites”, tremenda frase en el trapo del Verdi, y esta vez no es sólo teoría. En la tan esperada vuelta al Cerro, la hinchada se hizo sentir y fue una de las grandes responsables de la reacción. Ligando mal con lesiones, con problemas en lo extradeportivo, y una situación casi irreversible en la tabla el aliento estuvo siempre. Solamente aplausos. 👏👏👏