Marcos Marotta fue el encargado de conducir a Trouville a un nuevo triunfo frente a Atenas y se tomó unos minutos para dialogar con Básquet Total tras el partido.

Del encuentro en sí, dijo: “Vinimos acá con la intención de ganar. Costó un poco entrar en la intensidad y el ritmo. Creo que fue por la falta de público que algunas veces afecta, pero nos tenemos que olvidar de eso”.

A la hora de hablar del desarrollo del partido, comentó: “Creo que Atenas mereció irse arriba de nosotros en el primer tiempo porque erramos tiros cómodos y abiertos. En el segundo subimos la intensidad forzándolos a tomar malas decisiones y eso fue lo que los sacó de ritmo. Me voy contento por cómo pudimos revertir la situación”.

También señaló que la clave estuvo en que Trouville bajara las revoluciones del partido: “Buscábamos defender su intensidad y correr pero con control. Sabíamos que al final de la posesión, el tiro iba a estar claro y no podíamos entrar en el juego de ellos para que no pudieran correr”.

Por último, sobre su propia actuación, dijo: “Me sentí muy bien. El cuerpo técnico siempre me da confianza a pesar de que uno muchas veces quiere rendir un poco más, pero lo importante es el equipo y como asistidor es lo que más contento me deja, porque siempre estoy buscando al compañero abierto para el tiro, que eso siempre ayuda al equipo”.