Urunday Universitario venció como local a Sayago por 91 a 61 y continúa primero en la tabla general e invicto en el Clausura.

Resumen del partido

Un encuentro muy desprolijo, con mucho tiro exterior y poco goleo por momentos. Los de Díaz encontraron las primeras unidades jugando abajo con Nahuel Lemos, mientras que el estudioso, peleado con el aro, buscó la transición rápida. Hasta que calentaron la mano Mauro Zubiaurre y Emilio Taboada con bombazos. Se castigaron desde los 6,75 y Fernando Verrone en la última desde esta línea achicó para irse dos abajo, 17-15.

Chaz Crawford le cortó el gol a Calvin Warner, pero en ataque los extranjeros de Da Prá no estuvieron precisos. Bajo la base de Bonet, los de Ariel y la vía sostuvieron la diferencia que sacó Urunday con los ingresos de Manuel Romero y Facundo Medina desde el perímetro. El verde del Prado llegó a sacar ocho y, ante esto, Warner tuvo que tomar mayor responsabilidad en solitario. De esta manera se fue ganando el local al descanso, 41-34.

La reanudación volvió a ser desprolija al igual que en el inicio del cotejo. Lemos y Warner continuaron siendo las vías que llegaron desde Ariel hasta la Avenida Suárez. Pero se produjo el quiebre del encuentro, Taboada fue inquietante y sumado a los movimientos de los foráneos en la pintura, llegaron a sacar 13. Zubiaurre, pese a la intensa marca de Gabriel Torales, continuó embocando de tres y así se fueron con tranquilidad al último cuarto, 63-49.

Sayago acudió a poner a varios de sus formados en cancha y no pudo sostener la ventaja física del trío ofensivo de Da Prá, mayormente de Tyrone Lee. Verrone mantuvo la precisión que no fue suficiente para levantar al equipo. Morena y Miller mostraron algunas de sus cualidades, con buena mano en el cierre, y Tomás De León, pese a la diferencia en el score, intentó con sus traslados. Finalmente fue una nueva victoria para Urunday por 91 a 61 que lo mantiene primero en la general e invicto en el Clausura.

UNO x UNO

URUNDAY

Zubiaurre (9) – No fue el destacado porque el banco tuvo una gran labor, pero hizo de todo. Taboada (8) – Cuando calentó la mano fue intratable. Brown (6) – Peleado con el aro. Lee (8) – De menos a más con sus rompimientos y tiros de media. Crawford (7) – Entreverado en ataque, bestial en defensa, lo bancó bien a Warner. Medina (7) – Un francotirador con mira térmica. Romero (5) – Flojo en la primera entrada, luego muy correcto. Pomoli (5) – Poco en un final que se prestaba para lucirse. Miller (6) – Cinco minutos con buen nivel. Morena (6) – Sigue sumando participación para el curriculum. Galego (-) – Entró poco y clavó una de tres. Vega (-) – Pocos minutos en cancha. Da Prá (8) – Le dio ingreso a sus 12 jugadores, de los cuáles 11 sumaron puntos. Sigue planificando con inteligencia los encuentros y ha encontrado un equipo que saca ventaja de todas las debilidades rivales.

SAYAGO

Pereira (3) – Se sigue extrañando lo que jugaba en Capitol. Fernández (4) – Poco aporte. Verrone (8) – Bestiales números en el tiro. Lemos (7) – Le tocó ir desde el vamos y fue casi todo de él en el 1T. Warner (7) – Padeció la marca, hasta que tuvo que tomar la responsabilidad. Bonet (6) – Ingresó excelente nuevamente en la base, se fue apagando. Torales (6) – Le dio intensidad a la marca, buena actitud. De León (6) – Mucho carácter para intentar llevar a un equipo que ya no tenía posibilidad. Vidal, Nion, Conde (-) – Poco tiempo en cancha. Díaz (5) – Estuvo condicionado por la ausencia de dos de sus extranjeros, pero propuso una buena idea para el arranque. Con el correr de los minutos se fue quedando sin piezas.

_______________________

Lo destacado

El aporte desde el banco de los dirigidos por Da Prá fue muy bueno, aprovechando la oportunidad en un partido abierto. Fueron 25 las unidades convertidas, repartidas entre Medina -el principal exponente-, Miller, Morena, Galego, Romero y Pomoli. Lo más llamativo es que cinco de los anteriores mencionados aportaron desde los 6,75, otro de los puntos altos que tiene este equipo. Si bien individualmente ninguno tiene números alevosos, se complementan y dan un aire fundamental al plantel.

Lo distinto

La red ya venía con inconvenientes desde el comienzo del encuentro y los jugadores de Urunday le sacaron llamas desde los 6,75, pero una hundida fallida de Crawford sobre el filo del entretiempo la terminó de romper. Duro castigo tuvo en la noche y por eso en el descanso la tuvieron que reparar y, no quedó otra que la vieja y criolla, cinta adhesiva y después vemos qué pasa.