El elenco aguatero consiguió un gran triunfo frente a Nacional. Finalizado el juego dialogamos con Germán Cortizas que habló del presente del equipo y personal, además de lo que se viene que es el juego ante su tradicional rival.

Fue un partido muy duro, parejo, pero donde el equipo logró vencer a uno de los punteros del campeonato: “La verdad que ellos están armados para ser campeones, pero nosotros también. Muchos se arman para eso pero campeón es uno solo, esto es un juego y hay que jugarlo. Nuestra idea es respetar siempre al rival, a los que se armaron para ser campeón y a los que no. Vamos partido a partido. También hay que tener en cuenta que ellos no contaron con su jugador franquicia que es Esteban (Batista)”.

“El potencial del equipo y el trabajo que tenía antes que yo agarrara está. El deporte es así, a veces sale bien y otras mal. La directiva decidió un cambio y se hizo. Los jugadores están más que probados, entonces capaz que es entrarle por otro lado y darle para adelante. El grupo está muy unido y ahora se viene el clásico que es muy importante para los jugadores y la gente” dijo acerca de cómo encontró al equipo cuando le tocó hacerse cargo del grupo.

Con respecto al cambio que tuvo el plantel y algunos jugadores de hace tres fechas al momento actual, dejó: “En cuanto a Demian (Álvarez) él es el capitán del equipo y se ha ganado la confianza de todos. Por su parte Davis no había brillado como lo puede llegar a hacer y aún puede brillar más. Él me demostró que es un jugador con mucha clase tanto afuera como dentro de la cancha y me demuestra mucho respeto a la hora de escucharme. Estoy muy agradecido con este grupo”.

“El clásico para la gente es especial, cambia todo el año. El anterior lo gano Goes y esperemos que la canción de la alegría va por barrios sea real. Lo vamos a  preparar con mucha responsabilidad, sabemos que en el entorno se vive muy intenso pero creo que el jugador debe aprovechar el aliento de la tribuna y ponerlo en sí en cada pelota. Tenemos que encontrar el control emocional ya que va a ser un clásico con estadio lleno y esperemos que sea en paz” explicó en cuanto a lo que se le viene el viernes siguiente frente al tradicional rival.

En cuanto al momento personal y la gran responsabilidad de ser el cabeza de grupo de Aguada, dejó: “La verdad que no lo esperaba. Es una gran responsabilidad, uno trata de prepararse siempre, tampoco sabes cuando estas pronto. No hubo tiempo para pensar nada, el club me lo pidió y ahora hay que afrontarlo”.

Para finalizar el “Casco” le dejó un saludo a la parcialidad de Aguada y a Alejandro Mazzeo.