Atenas de Córdoba venció a Malvín 78-66 en el debut del playero en Liga de las Américas.

Resumen del partido

El partido comenzó entretenido, goleado, con buenos números para los dos. Algo que no le servía a Malvín, pero con el correr de los minutos bajó solo el goleo de los uruguayos con una baja producción ofensiva, de poca fluidez, escaso movimiento de balón. El Griego cordobés aprovechó con Fernández Chavez lastimando a distancia y llegó a sacar hasta diez de diferencia, pero un 7-0 playero parecía emparejar las acciones, con un triple de Cabot y buenos minutos de Santiso desde la intensidad defensiva, ahí los uruguayos se colocaron a tres.

Entre el cierre del primero y el inicio del segundo Atenas puso un 12-0 para abrir 15. Malvín siguió flojo ofensivamente mientras que los argentinos aprovecharon la cancha abierta para convertir puntos fáciles. La reacción llegó con voluntad individual intentando suplir la carencia de juego colectivo, triples de Mazzarino y el ímpetu de Hatila y Vázquez fueron claves al menos para poner libres y descontar. Los de López se fueron nueve abajo al descanso largo, sin jugar bien, pero en juego.

El comienzo del tercero volvió a ser tan duro como el del segundo. Los argentinos vivieron su mejor momento, con fluidez, buen juego y dominando completamente las acciones del encuentro. La máxima llegó a ser de 21 ante un Malvín completamente perdido que estaba padeciendo el cotejo. Pero ya en el cierre del chico comenzó a cambiar el viento, con Santiso generando desde el pick para la caida de los grandes los de López sumaron libres y se fueron 16 abajo.

Era clave en el último comenzar bien, y los uruguayos iniciaron con un parcial de 12-2, mejorando la intensidad defensiva, la captura de rebotes en aro propio y logrando correr la cancha. Mazzarino fue importante, Santiso convirtió y siguió generando y los grandes dañaron en la pintura. De a poquito Atenas volvió a retomar el dominio, desde la defensa, más agresivo. Además Romano encontró un doble insólito fue certero en tiros abiertos para retomar 13. Powell, Romano y la serenidad de Stanic en la conducción le terminaron dando el triunfo a los de Córdoba 78-66.

UNO x UNO

MALVÍN

Cabot (4): Lejos de lo que puede dar, falló tiros abiertos claves. Mazzarino (5): Chispazos de su calidad, no pudo generar. Glover (5): Apareció en la reacción. Lampropoulos (4): No pudo influir. Passos (5): Sufrió a Powell. Santiso (7): Revulsivo, defendió, convirtió, generó y lideró la reacción. Vázquez (4): No influyó. Souberbielle (3): Poca claridad ofensiva. Serres (-): Pocos minutos. López (4): Su equipo fue superado completamente, demoró el retorno de Santiso en el final.

ATENAS

Baralle (7): Todavía le hierve la mano. Chiarini (8): Explosivo, dio lo mejor en el momento de quiebre. Fernandez Chavez (6): Clave para la ventaja inicial, fue bajando. Romano (7): Toda su experiencia al servicio del equipo. Powell (8): El destacado. Stanic (6): Manejó los hilos y puso paños fríos en momento caliente. Barovero (4): No estuvo certero. Hermann (5): Chispazos de su calidad. Lema (4): Dio minutos de descanso. Lallana (6): Usó su agilidad para dañar internos más pesados. Casalanguida (8): Utilizó bárbaro la rotación y siempre dio elementos a su equipo para salir de los malos momentos.

_______________________

Lo destacado

Powell fue el destacado. Dominó el juego interno ofensivo y soprotó sin problemas a los grande de Malvín. Terminó con 16 puntos -sin errar- y sin necesitar ser brillante para ser determinante. Trabajó para el equipo, dio lo necesario y fue letal cuando lo necesitaron. Destacadísimo.

Lo distinto

Cuando debutan los pibes, el ritual es cortarle el pelo de manera peculiar. Pero los barbers de Malvín la rompieron. A Nicola Pomoli le hicieron una especie de sol, pelado en el medio, con rayos que salían hacia los costados como el astro rey, mientras que a Metzger le hicieron una especie de continuidad de la barba, nunca antes vista. Quedaron pipí cucú, aunque seguramente esta noche se raparán a cero.