Tras los 50 puntos en un cuarto de los Warriors en la NBA, repasamos los últimos antecedentes con más de media centena de puntos anotados en un cuarto por un equipo de nuestro medio.

En la noche del martes los de Golden State rompieron el récord de más puntos en un primer cuarto en la historia de la NBA. Los de San Francisco quebraron una barrera que compartían con varios equipos al haber alcanzado 50 en los primeros 12 minutos de un partido ante los Nuggets de Denver.

El antecedente más cercano fue en 1990 cuando los Suns de Phoenix liderados por Tom Chambers y Cedric Ceballos llegaron a dicha cifra, venciendo ¡173-143! también a los Denver Nuggets. Lo increíble es que esos mismos Suns en el segundo cuarto anotaron 57 unidades, quedando a un sólo punto del récord que aún ostentan los Buffalo Braves, cuando en 1972 le anotaron 58 puntos a los Boston Celtics en el cuarto período.

De todas formas la historia que nos compete en este caso es la de los dos últimos antecedentes de equipos uruguayos que anotaron 50 puntos en sólo 10 minutos de básquetbol.

El 21 de noviembre de 2014 Olimpia entraba al último cuarto perdiendo 67-50 ante Goes en un juego donde llegó a ir atrás hasta por 26 puntos. Con un último chico frenético, los de Colón anotaron la misma cantidad de unidades en el último período que las que habían hecho en todo el resto del juego. 23 puntos de Maxi Cervi en ese cuarto sumado al buen trabajo de Alex Galindo (que debutaba esa noche) quién terminó con 31 fueron claves para que los de Olimpia se colocaran en partido. Sin embargo no alcanzó, ya que libres en el final de Alejandro Acosta y Matías De Gouveia inclinaron la balanza para el misionero que ganó 102-100, y los 50 puntos de Olimpia quedaron en el olvido.

Unos meses después se daría un caso con final feliz. El 17 de julio de 2015 disputando el Metro, Olivol Mundial ingresaba al último cuarto perdiendo por 26, 74-48 ante Stockolmo. Sin embargo un parcial demencial de 52-25 en los últimos diez minutos le permitió pasar y terminar ganando en cifras de 100-99. Dicho número podría haber sido aún mayor, ya que sobre la bocina Andrés “Cacho” Jones pondría uno de dos en tiros libres para llegar al resultado final. Lo increíble es que dicha reacción final fue sólo acompañada por 3 triples, pero teniendo varios exponentes notables. Federico Álvarez anotó 20 de sus 28 puntos en ese chico final, mientras que Diego Olivera puso 18 de sus 33 en dicho lapso. Además anotaron para sumar 52 puntos: Tabaré Martínez 5, Agustín Britos 4, Andrés Jones 3 y Federico Seguessa 2. Partido de locos.

La particularidad bien uruguaya es que en ambos casos los récords de anotación en nuestro país se dan en el último cuarto. A diferencia del gran inicio de GSW, aquí siempre es quien va perdiendo que muestra toda la garra charrúa en el final del partido y logra un parcial de esta magnitud.

Dichos antecedentes nos invitan a soñar con algún partido fuera del libreto y soñando que se pueda dar en esta Liga que estamos disfrutando.