Defensor Sporting venció a Olimpia en Colón y se trepó nuevamente a la punta del torneo.

Resumen del partido

En la Cúpula de Colón se disputaba el partido más atractivo de la fecha, en donde se enfrentaban Olimpia y Defensor Sporting, dos de los tres escoltas del líder Nacional.

El encuentro disputado en el gimnasio Alberico Passadore presentó un inicio favorable al elenco visitante, que con un buen aporte en el perímetro de Andrés Dotti y en la pintura de Anthony Johnson, consiguió abrir una prematura ventaja de siete unidades (7-14). De la mano de sus internos, Brandon Nazione y Kiril Wachsmann, el conjunto local respondió con un rápido 9-0, que le dio la posibilidad de pasar al frente en el tanteador. En el segundo periodo, los de la calle Jaime Zudáñez fueron muy superiores a su rival, siendo importante para ello la buena tarea defensiva de todo el equipo. Con los buenos aportes desde el banco de Sebastián Ottonello y Alfrie Kelley, el fusionado logró sacar una renta de trece puntos. El dueño de casa no encontraba en defensa la forma de frenar a Johnson, mientras que en ataque dependía en exceso de lo que pudieran generar individualmente Dickson y Nazione. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con la visita al frente en cifras de 49 a 33.

En el arranque de la segunda mitad se pudo observar un Olimpia totalmente diferente al del primer tiempo, siendo mucho más agresivo en el costado defensivo y más efectivo en el ofensivo. En el tercer periodo, los dirigidos por el ingeniero Gerardo Jauri colocaron un lapidario parcial de 28-6, que les permitía pasar de perder por 16 a ganar por 6 (61-55). En ese pasaje del juego fue determinante la figura de Wachsmann, castigando con el tiro de cuarta y siendo clave en la marca a Johnson. Con Dickson como estandarte principal, los de Colón llegaron a abrir la máxima de diez unidades en los primeros compases del último cuarto. No obstante, los comandados por Álvaro Ponce supieron sobreponerse a las adversidades, logrando emparejar las acciones en un abrir y cerrar de ojos. Con un triple de su capitán, Abel Agarbado, los de la avenida Garzón sacaban seis puntos (82-76) con 40 segundos en el reloj. A partir de ese momento, absolutamente todo sería bastante polémico, teniendo una gran injerencia la terna arbitral. Con un triple de Sanders y un libre de Acosta, los de Punta Carretas se ponían a una sola pelota. Entre esas dos jugadas, los jueces le dieron a Defensor una bola que claramente se le había ido de la cancha a Kelley, lo que desató el enojo del banco locatario. Para colmo, cuando iban a reponer, le pitan una falta ofensiva a Newsome sobre Da Costa, que anteriormente había sujetado al norteamericano nacionalizado. Posterior a esa jugada, un gol y foul de Sanders puso arriba a Sporting, con cuatro segundos por jugar. La última bola fue para el olimpista, siendo Agarbado el encargado de definirla. La defensa del violeta fue perfecta, evitando que el número 25 pudiera anotar en esa ofensiva final.

Finalmente, Defensor Sporting se quedó con el triunfo por 83 a 82 y de esa manera se trepó a la punta del torneo, posición que comparte con Malvín y Nacional. Luego de finalizado el partido, se produjo un tumulto en la salida de los árbitros del rectángulo de juego. Los mismos estamparon en el formulario insultos y empujones por parte de la parcialidad de Olimpia. Además, Joaquín Silvera recibió un puntapié en el medio del borbollón.

 

 

UNO x UNO

OLIMPIA

Agarbado (7): Muy importante en la generación de juego, en el cierre apareció con un par de anotaciones consecutivas. García (4): Escaso aporte en ataque, en defensa perdió constantemente con Dotti. Dickson (8): Una segunda mitad en modo criminal, todas las bolas tenían que pasar por sus manos. Nazione (5): No repitió actuaciones anteriores, su duelo personal con Bastón por momentos lo sacó del partido. Wachsmann (7): Determinante en la remontada del tercer cuarto, le tocó la dura tarea de fajarse con Johnson. Newsome (5): Buenos minutos de descanso para los internos, cometió un gran error en el final entrando en el juego de Da Costa. Loriente (4): Pasó totalmente desapercibido, obsesionado con su tiro exterior. Nobile (5): Entró de a ratitos, no tuvo tiempo de meterse de lleno en el juego. Viana y Cabillón (-): Pocos minutos en cancha. Jauri (6): Luego de un muy mal primer tiempo de su equipo, encontró variantes defensivas en el complemento que le permitieron equilibrar las acciones.

DEFENSOR SPORTING

Acosta (4): No fue una buena noche para Alejandro, dio ventajas en defensa y en ataque perdió varias pelotas. Dotti (6): Tuvo un muy buen comienzo de juego, luego se apagó y volvió a aparecer en el final. Sanders (7): No había tenido una gran actuación, pero esos seis puntos en los últimos 40 segundos elevan considerablemente su puntaje. Bastón (5): Mucha entrega en el costado defensivo, se encargó de que Nazione no desnivelara. Johnson (8): El Destacado. Kelley (5): En un par de jugadas mostró cosas interesantes, debe ser mucho más constante en su juego. Ottonello (6): Muy buen aporte desde el banco, el popular “baldosa” se hizo fuerte en la lucha del rebote. Iglesias (4): Sigue sin poder demostrar sus condiciones, se lo nota falto de confianza. Da Costa (5): Su mejor aporte fue sacarle una falta ofensiva a Newsome en el cierre del encuentro. Ponce (6): Su mayor mérito fue lograr evitar que su equipo se fuera del partido, luego de haber tenido un tercer cuarto nefasto.

_______________________

Lo destacado

El equipo fusionado cuenta con algo que pocos conjuntos poseen, un pívot definido que sea realmente determinante en el poste bajo. Los dirigidos por Álvaro Ponce disfrutan partido a partido de Anthony Johnson, un portento fisico pocos veces visto en nuestro básquetbol. El ex jugador de Atenas fue determinante, apareciendo cuando su equipo más lo precisaba, ya sea para abrir una ventaja o para concretar una reacción. El número 32 terminó el juego con 21 puntos, 8 rebotes y 3 tapas, para una valoración de 29, la más alta de la noche.

Lo distinto

En la noche de hoy los entrenadores de ambos equipos tenían una cosa en común, ya que ambos habían dirigido a su rival de turno en algún momento. El ingeniero Gerardo Jauri hizo toda su carrera en Defensor Sporting, en donde obtuvo un Federal y en dos oportunidades fue campeón de la Liga Uruguaya. Por su parte, Álvaro Ponce, si bien dirigió a Plaza de Nueva Helvecia en una liga experimental, tuvo su primera gran posibilidad en el circulo de privilegio entrenando a Olimpia. Como dice la marca de snacks y bebida cola, los entrenadores estuvieron “cruzados”, si tomamos en cuenta los equipos que dirigieron en sus inicios.