Domingo Savio derrotó a Chalas Negras 69-57 en la tercera y definitiva final, para quedarse con el título de la divisional B en LBM.

El albirrojo revirtió un mal arranque de año, se metió como “4” de su grupo a play-offs, arrancó en desventaja su semifinal, pero en el momento de definición fue el mejor para quedarse con la copa. El inicio fue mejor para los emparentados con Atenas, que con triples de Ignacio Andrioli, comenzó ganando el primer cuarto por 24-13.

El Savio salió en zona a los segundos diez minutos y con bombas de Agustín Bruno y Andrés Rodríguez se puso a dos posesiones. Pero el ingreso de Diego Gau, más el cierre de Nicolás Tinte hicieron que la ventaja se vuelva a disparar a 10 (38-28) al entretiempo.

Gonzalo Brea arrancó encendido la segunda parte, con cinco puntos consecutivos en su mano, su equipo siguió aumentando y parecía que se iba derechito al título. Pero el albirrojo yendo arriba de la primera línea rival empezó a controlar el juego. Felipe Lewis logró correr la cancha, mientras que los triples de Agustín Bruno y Santiago Burgueño, permitieron que Domingo Savio pase por primera vez en el juego (53-51).

Chalas sintió el golpe y a partir de ahí el dominio fue absoluto del vencedor, que gozó de un Andrés Rodríguez que cuando asumió convirtió y de un Manuel Tomé bárbaro, que cargando el rebote ofensivo, consiguió puntos de segunda oportunidad para liquidar el encuentro.

Andrés Rodríguez fue el goleador con 18, seguido de Santiago Burgueño con 15 y Mauricio Matoso con 12. En el perdedor, destacaron los 10 tantos de Ignacio Andrioli y Gonzalo Brea.

De esta forma la temporada de LBM llega a su fin y ya están las inscripciones abiertas para un nuevo año en el que se busca sumar una divisional más y también al femenino.