Germán Cortizas es uno de los grandes responsables del buen momento que está teniendo Reducto en el campeonato. El elenco celeste ya logró avanzar a semifinales, tras el triunfo ante Marne Basquet Total fue en busca de la palabra del DT.

“Sabíamos que iba a ser un partido parejo porque está es una cancha difícil. Ellos son un equipo muy muy joven, gente identificada con el club que luchó hasta el final pero por suerte revertimos ese panorama adverso que se nos presentó en el primer tiempo donde jugaban bien y la defensa nuestra no era la mejor. En el segundo entramos con otra personalidad, jugamos de manera inteligente, cortando sus caminos de gol y en base al buen trabajo defensivo las cosas comenzaron a fluir en materia ofensiva, comenzamos a jugar más tranquilos cuando hacemos un buen trabajo atrás”, comenzó diciendo el entrenador.

A continuación se refirió a lo que será la llave de semifinal con Yale o Capurro: “Aún no sabemos contra quien jugamos, no sabría a que rival elegir, ambos son durísimos y luchadores pero nosotros estamos donde queremos estar, somos un equipo nuevo que nos juntamos este año por primera vez, en mi caso personal es mi primera experiencia frente a un plantel de mayores al igual que la de varios jugadores que es su primera DTA. Si bien estamos muy conformes no estamos satisfechos porque vamos a seguir dejando todo para llegar lo más alto posible y tratar de ascender, lo que sería un sueño”.

El Casco está haciendo un curso acelerado y aprende a diario: “Hay un montón de cosas en cuanto a vestuario, manejo de grupos y demás que da el haber jugado pero no es lo mismo ser jugador que entrenador. Antes eran todos compañeros, ahora soy el botón que toma decisiones de quien entra y quien sale, aún estoy aprendiendo y cuando hablamos en frío les pido disculpas a los jugadores porque voy a cometer errores, es parte del aprendizaje de uno pero siempre trabajo con la mayor voluntad y respeto posible. Ellos como jugadores también se van a equivocar pero lo que les pido siempre es que trabajen con esfuerzo e intensidad. Ellos se tienen que convencer de hacer bien las cosas, ahora estando yo de este lado tengo otro margen de decisiones, de todas maneras estoy muy contento con el grupo de jugadores que van todos a entrenar con un entusiasmo y unas ganas bárbaras, lo que no me tienen contento es no poder darle más cancha a Maxi Pons, Santiago Russi, Nahuel Altaleff, Martín Cardenas, Nico Bat que si bien tienen condiciones tienen menos experiencia pero son quienes tiran a los más veteranos y piden cancha, hoy por ejemplo Bat nos dio una solución enorme en defensa, esto por un lado me alegra pero por otro me amarga el no poder darles más minutos”.

La institución como tal Reducto ha tenido un cambio drástico de lo que fue la temporada pasada a esta: “Estoy muy conforme con el club y el esfuerzo que ha hecho para seguirme la cabeza, darme para adelante. Al principio tenía dos objetivos; uno era hacer un buen torneo y el otro darle minutos a los jugadores que estaban hace tiempo en el club, este segundo lo cumplimos al principio del campeonato ahora se hace más difícil porque la competencia exige otra experiencia. Lo principal es que en líneas generales estamos muy contentos porque nos armamos últimos pero tenemos calidad, si bien quizás tengamos carencias en el juego interno, nos dan una mano jugadores que no son internos pero tienen calidad, contamos con un buen plantel y estamos haciendo las cosas lo mejor posible para coronarlo con el ascenso”.

En un momento Cortizas hizo de DT, AT y PF hasta la llegada de Mario Gandolfi y las cosas cambiaron un poco: “Por suerte ahora esta el “Melli” que nos da una mano con el tema de vídeos de los contrarios y también está aprendiendo de esto. Es como que en estas cosas hay que pagar derecho de piso pero esto suma porque aprendemos como todos los entrenadores. Este año por ejemplo yo no pude ser asistente en Liga, algo que me hubiera permitido seguir aprendiendo, sin embargo tomé este camino que me pareció un lindo desafío, muchos me decían que estaba loco cuando me decidí, pero si miramos para atrás el camino que anduvimos, donde estamos ahora y donde podemos llegar a ir, es realmente muy lindo”.