De la mano de un intratable Luis De León que nuevamente llegó a un doble – doble (23 puntos y 11 rebotes) Yale venció de atrás a Paysandú en cancha de Miramar por 73-67 y logró un importante punto de cara a los playoff.

Resumen del partido

Los primeros diez minutos fueron favorables al Paysa que colocó rápidamente un parcial de 10-2 con Martinis y Pereira como principales estandartes en ofensiva, más algunos aportes del Fefo Curbelo en la pintura. Yale no le encontraba la vuelta al partido, solo algunos aportes de De León que era la gran figura más Ledanis que lastimaba en la pintura y lo propio hacía Lazzaroni en el perímetro, de todas maneras los de Dorrego estuvieron mejor y cerraron 23-13 arriba.

En el segundo de la mano del Luichi rápidamente Yale entró en partido. El oriundo de Olimpia anotaba goles en la pintura y sacaba faltas para también sumar desde la línea de libres. Algún triple de Rodrigo Briñon hacía ilusionar a los de Jacinto Vera pero el Paysa se mantenía arriba con las variantes que proponía su entrenador. El ingreso de Juan Martín Coito en la pintura, la buena conducción y el goleo de Nicolás Pereira fueron las piezas fundamentales para que los de la calle Emilio Raña siguieran arriba del score 42-31.

Tras el descanso largo, los dirigidos por Andrés Arhancet cambiaron rápidamente la pisada, el pibe Renzo Borges y Luis De León empezaron a combinar de manera espectacular, a su vez Briñon aparecía con triples y el buen ingreso del “Negro” Agustín Martínez fue importante para igualar la contienda en 49 y así irse al descanso largo. Las variantes en Paysandú y el pitazo sencillo complicaron al elenco que ofició de local en Miramar porque pasó de tener una buena renta a ser igualado en el electrónico.

En el último cuarto la paridad siguió estando al frente pero las malas opciones de tiro y las faltas sancionadas que no eran fueron sacando a un Paysandú que se fue quedando sin energías. El buen ingreso del capitán Rama y lo que aportaban los botijas no era suficiente ante un Yale que le salía todo bien. De León seguía imparable y cuando su equipo lo necesitaba un gran cierre de partido del palermitano Federico Ledanis le terminó dando el triunfo a los de Jacinto Vera en cifras de 73 a 67.

UNO x UNO

PAYSANDÚ

Maturana (7): Gran juego en la conducción y el goleó, debió jugar más. Pereira (7): Siempre las pedía, claro en ataque y en defensa, contagió a sus compañeros. Martinis (7): Uno de los goleadores del equipo, tiró del carro en el mejor momento. Marota (4): Bien en defensa, aportó poco en ataque. Curbelo (2):Desconocido, no dio ni cerca de lo que puede llegar a demostrar. Rama (8): Entró y fue un revulsivo, le faltó compañía por momentos y se cargó de faltas. Cabrera (4): Su equipo lo extrañó. Coito(8): Destacado desde el banco. Arellano (3): No tuvo una buena jornada. Auyuanet (5): Muy discreto. Dorrego (5): Con el partido dominado en un momento colocó a los tres jugadores internos dentro del rectángulo de juego, eso más los fallos arbitrales, condicionaron un poco sus chances que después no volvió a tener.

YALE

Briñon (8): Se bancó casi los cuarenta minutos y fue una pieza clave. Lazzaroni (4): A cuenta gotas. Borges (8): Fue un pilar del equipo, venía de jugar con juveniles y la rompió. De León (9): Para la DTA, debe ser una de las mejores fichas que hay en el campeonato. Ledanis (8): La experiencia del interno apareció cuando su equipo lo necesitaba. Martínez (7): Entró bien, le dio claridad al equipo y aportó su cuota de gol. Yozzi – Vincent (3): En 4 y 3 minutos en cancha respectivamente, fallaron los tiros que tomaron. Belvedere (-) Sin mucho tiempo. Arhancet (8): Buena lectura de juego sabiendo cuando poner a cada jugador, el ingresó de Martínez desde el banco cuando sus rivales estaban cansados fue importante.

_______________________

Lo destacado

En algún momento pasó con los Masner en Yale, cuando Javier dirigía y su hermano Federico jugaba. Hoy se dio un hecho particular donde Federico Rama hizo las veces de asistente técnico en Paysandú y su hermano Gonzalo de capitán y jugador. Es su equipo de toda la vida, y esta vez quedó todo en familia. Igual en este caso juega sólo uno de los Rama, no como en la LBM donde en el equipo Abduken ambos despuntan el vicio de adentro de la cancha.

Lo distinto

A sus 33 años Milton Acuña dejó de jugar, al menos a nivel profesional, y se dedicó al arbitraje. El hombre que defendiera varias instituciones de nuestro medio como Larre Borges, 25 de Agosto, Sayago, Olivol Mundial, Ateneo, Lavalleja, Yale y hasta hace tres años jugó DTA en San Telmo Rápido Sport hoy sigue vinculado al deporte pero con el sílbato en la boca. Por momentos algunos se acordaron de su familia, como siempre pasa, quizás sea mejor estar como jugador ya que seguro recibiría menos “elogios” de los que le dieron en Miramar.