Luego del agónico triunfo de Hebraica Macabi sobre Biguá, Federico Haller conversó con Básquet Total.

Haciendo un análisis global del encuentro, Haller opinó que: “Martín Osimani llevaba el ritmo de juego en el arranque y nosotros estábamos muy apurados. En el segundo cuarto agachamos la cola y defendimos, gracias a la energía de los del banco. Pudimos achicar la desventaja y entrar distinto al complemento. En el final, estábamos tanto a tanto y la última salió perfecta”.

Precisamente en los 20 minutos de cierre, Brian Williams fue figura. Sobre el pívot estadounidense comentó que: “Es un titán en la llave. Nos ayuda a todos y cuando está bien es determinante en ataque. Es un jugador muy inteligente”.

Reflexionando sobre el rendimiento del macabeo en lo que va del torneo, el número nueve explicó que: “La juventud y ser un equipo nuevo en formación, hacen que nos falten partidos juntos para entender el rol de cada uno. Además, cuando nos salimos del libreto se nos complica”.

En cuanto a los juegos que quedan para terminar esta primera ronda, Haller afirmó que: “Aguada y Defensor se armaron para ser campeones. Ellos van por otro objetivo distinto al nuestro que es meternos entre los seis. Son partidos que podemos pelear, pero los que tenemos la obligación de ganar es cuando enfrentamos a los rivales directos como Biguá”.