El entrenador de Goes, Gustavo Reig, se tomó un tiempo para analizar la victoria clásica del Misionero ante Aguada y nos contó lo clave que fue el triunfo para seguir creciendo deportiva y anímicamente en el campeonato.

“Sabíamos que era un partido muy difícil, pero por la calidad colectiva que tiene Aguada, es un equipo que se armó para campeón, no como nosotros. Ya sabíamos que los clásicos son diferentes, que si arrancas bien y dominas un poco el tanteador, el otro cuadro no se siente tan cómodo. Ellos tienen muchos jugadores de talento, pero la pelota es una sola, la tienen que repartir entre varios y, a veces eso cuando no estás arriba, se te complica un poco más. Dejamos que tomara las riendas, un poco, Davis, apostando a que él haga los puntos, pero no los demás. En el primero creo que llevaba 20 de las 32 unidades de su equipo y al final, en un partido redondo, nos salió bien eso”, comenzó manifestando.

Habló de la importancia defensiva para controlar a Glenn, Felley y compañía: “Hicimos un trabajo notable con el argentino (Juan Manuel Torres), a quien quizá mucha gente le da palo, porque no hace puntos. Pero es un jugador muy inteligente, nos da mucha defensa y nos saca que Shaw tenga que trabajar fuerte en las dos tablas, que al ponerlo en defensa queda más liviano. Aparte Jarred es muy preponderante frente al aro y tiene buena mano tirando de cuarta, entonces nos sirve que él esté en cancha y Shaw un poco más abierto”.

La experiencia del “Enano” Martínez, Aguilera y Borsellino fue trascendente: “Cuando el partido está en esos momentos, Fernando Martínez lo agarra para él y sabemos que los libres los mete, las faltas se las cobran y es muy inteligente. El “Tito” (Borsellino) es un batallador, como Aguilera, y tienen mucha experiencia. Hoy se plasmó en la cancha que son jugadores con mucha jerarquía y en este partido importante, dieron lo que tenían que aportar”.

Fue certero a la hora de contestar si Stocks le aporta lo que pretende: “Por momentos si, por otros no. En algunos instantes hace un gran laburo, agarra dos o tres bolas y define bárbaro, pero después por otros ataques no la toca y se queda ahí. Es un jugador más de equipo, le venimos diciendo que tome más protagonismo, busque más el aro y jugadas para él, pero a veces queda medio aislado”.

Este clásico lo tira para arriba a Goes: “Sí, sin dudas es un clásico fundamental para nosotros, sabiendo que siempre Aguada es más que nuestro equipo en general. Se lo dedico a mi familia, a mis padres, mis amigos y a toda la gente de Goes”.