Luego del buen triunfo de Yale frente a Capurro, Básquet Total dialogó con Rodrigo Briñon, quien tuvo buenos minutos en el local, y nos comentó cómo vivió el partido y afronta la recta final del torneo.

El elenco de Jacinto Vera venía de perder partidos clave y precisaba ganar para mantener sus aspiraciones intactas: “Hoy necesitábamos ganar o ganar. No sólo por las tres derrotas consecutivas que tuvimos, sino también por la tabla que se nos complicó. Quedamos ahí en el sexto lugar. El objetivo es meterse entre los de arriba y afrontar estas dos “finales” que quedan”.

“De los tres que perdimos, dos fueron contra los candidatos (Peñarol y Urupán). Perdimos con Paysandú, principalmente, por el clima que se generó al perder dos partidos consecutivos y por cómo se dio la derrota con Urupán luego del alargue. El grupo siempre estuvo unido, es un plantel divino. El objetivo sigue siendo el mismo”, comentó el base de Yale sobre ese bajón que experimentaron en la mitad del campeonato y cuál fue la clave para mantener el rumbo.

Fue un partido bastante parejo a pesar de la diferencia final, en el cual los dirigidos por Arhancet pasaron momentos complicados. Sin embargo, el local tenía la clave para poder tomar ventaja: “Ellos vienen jugando juntos hace tiempo, tienen experiencia. Nosotros teníamos a Fede Ledanis lesionado y se sintió su baja, porque más allá de anotar o no, él da una mano bárbara con los rebotes y defendiendo. Igualmente Iván (Vincent) hace un trabajo genial colaborando ahí. Intentamos sacar ventaja corriendo la cancha, ya que sabíamos que iba a ser un fuerte para nosotros”.

Para finalizar, Briñon analizó el próximo rival (Montevideo) y advirtió a quien hay que seguir de cerca en el cuadro del Mercado Modelo: “Ellos vienen creciendo. Se prendieron ahí cerca de los seis. El objetivo siempre va a ser ir a ganar, más allá de que se hacen fuerte en su cancha. Tienen a Rodrigo Cardozo, un jugador de nivel para la divisional. Pero a pesar de todo eso, vamos a ir a ganar”.