Malvín derrotó 87-77 a Defensor Sporting en el gimnasio del violeta y se metió en la final del Torneo Sub 23. El gran cierre de Nicola Pomoli y la rotación del plantel le dieron la victoria al equipo de Martínez que ahora va con Biguá.

El local saltó a la cancha con Peinado, Marote, Couste, Lima y Bianchi. La visita ingresó con Pomoli, Pereira, Díaz, Serres y Metzger.

El encuentro comenzó igualado, las penetraciones de Peinado y Couste lastimaban al playero en el arranque. Metzger fue contenido por Lima, Malvín sufría en el comienzo pero iba a aparecer Emiliano Serres con sus centímetros para marcar diferencias. Hubo un buen ingreso de Simovic en el fusionado que le dio intesidad en defensa. Sobre el cierre Pomoli clavó una bomba y Lima respondió enseguida por la misma vía. Final de los primeros diez minutos y encuentro muy parejo.

La segunda línea de Defensor Sporting entró mejor que la de los dirigidos por Martínez y con Izaurralde como figura en ataque lograba abrir cuatro de ventaja. El arma principal del local era el tiro tras cortinas indirectas y vaya si lo aprovechó. Un gol y foul de Pereira hizo que el azul de la playa lo igualara en 29 sobre la mitad del período y gracias a la presión extendida y los robos de balón la visita sacaba seis de renta. Ajustó en defensa cambiando en cada bloqueo y sacó nueve, 43-34.

El amanecer del complemento mostró mejor a Sporting, que encontraba en Couste e Izaurralde sus dos pilares ofensivos para mantenerse cerca en el tanteador. Malvín cometía errores y el contricante los maximizaba corriendo la cancha y anotando rápidamente. Los de la Avenida Legrand seguían al frente por 58-50 producto de distracciones suyas, porque la diferencia pudo ser mayor. En el último chico los dirigidos por Cano no lograron acercarse a menos de ocho. Hubo un buen aporte de Cabillón en el visitante y Pomoli reingresó de excelente manera para abrir 13 a falta de cuatro minutos para terminar. Peinado y Couste empujaban en ataque pero atrás no lograban contener las arremetidas playeras. En el final un triple de Lima y algunos libres arrimaron a Defensor Sporting pero no hubo manera. Malvín fue justo vencedor y lo demostró con la rotación del equipo. El violeta desde la defensa y las ganas se mantuvo en partido hasta donde el agotamiento le permitió. 87-77 para Malvín que liquidó la serie semifinal 2-0 y se transforma en el primer finalista de la serie LUBB del Torneo Sub 23.

En el ganador se destacaron Nicola Pomoli y Emiliano Serres mientras que en Defensor lo hicieron Xavier Couste y Facundo Izaurralde.