Biguá logró el pasaje a la final del Torneo Sub 23 venciendo a Urunday categóricamente. Martín Rojas, figura del Sub 23 y el primer equipo del “pato” charló con Basquet Total.

Fue un partido complicado, ellos de local se hacen fuertes, por suerte pudimos sacar el partido adelante que de local se nos había complicado, hoy arreglando los errores del partido anterior. Pudimos sacar las diferencias en el tercer cuarto, entrando enfocados y después mantuvimos la renta pudimos sacarlo adelante” Comenzó diciendo acerca del partido.

La mayoría de los jugadores del plantel Sub 23 son de la generación 97, una generación dorada de Biguá, que ganó todos los torneos que disputó en los siete años de formativas, solo le falta el Torneo Sub 23: “Quedamos con la sangre en el ojo de la final del año pasado, insolito que no se juegue la final de un torneo, pero bueno este año llegamos a la final nuevamente, esperamos que se pueda jugar y vamos hacer lo posible para ganarla”

Acerca de jugar con sus amigos y tener una nueva posibilidad de campeonar, manifestó: “Toda mi carrera jugué con ellos, la química que tenemos entre nosotros es increíble, creo que en todos los partidos demostramos eso. La generación 97 salió campeón todos los años de formativas, jugar con tus amigos es lo mejor que te puede pasar, hay que disfrutarlo ahora porque llega un momento que te vas y es difícil volver a coincidir en un equipo, así que disfrutarlo”

“Contento por los minutos que estoy teniendo en primera, intento dar lo mejor, suplir mis centímetros con defensa  y después aportar lo mío en ataque, pero contento con este presente” Finalizó diciendo Martín Rojas sobre los buenos minutos que viene teniendo en LUB.