Por la segunda fecha del grupo B del sudamericano femenino U15, Uruguay cayó a manos de Chile por cifras de 73 a 56. A pesar de la derrota, el elenco celeste mantiene sus ilusiones intactas de cara a la fase final.

Las Lobitas venían de un gran triunfo en el día de ayer frente a la selección de Colombia por 71 a 64, mientras que las chilenas perdieron a manos de Argentina 60 a 50.

Las dirigidas por Victoria Pereyra salieron a la cancha con Carolina Fernández, Josefina Zeballos, Lucía Auza, Maite Pereira y Camila Mazzariello. Por su parte, la selección local formó con Bárbara Torres, Fernanda Ovalle, Catalina Valenzuela, Gabriela Ahumada y Valentina Ojeda.

El partido comenzó con varios triples del elenco chileno, en parte abusando de ellos, pero finalmente logró encestar la mayoría de la mano de Valenzuela. Eso, sumado a los muchos rebotes tanto ofensivos como defensivos del Team Huasitas, le permitió colocar un parcial de 9 – 0 a los tres minutos, lo que hizo que Victoria Pereyra pidiera minuto para reorganizar las ideas y para que Uruguay lograra tiros más claros. La sequía celeste terminó a los cuatro minutos del primer cuarto, cuando Carolina Fernández encestó un triple. En ese entonces, las transandinas mediante buenas defensas e interceptando varios pases, sacaron ocho de diferencia a falta de cuatro minutos para que termine el primer chico. Las charrúas reaccionaron tímidamente para lograr cerrar abajo por nueve puntos de diferencia.

Para el inicio del segundo el elenco visitante subió la intensidad, corrigió los errores anteriores y rápidamente se puso a tiro de la mano de Fernández con buenos tiros y bandejas fáciles. En Uruguay hubo un buen ingreso de Rossi que mediante buenos tiros lideró un parcial de 8 – 2. Luego de eso, el partido entró en un bajón por parte de ambas escuadras, en los cuales las imprecisiones y la falta de efectividad hicieron que el mismo frenara la remontada uruguaya. Fue ahí, que las dirigidas por Warren Espinoza aprovecharon esas flaquezas en la defensa y nuevamente volvieron a sacar una importante diferencia corriendo la cancha y con los rebotes en la pintura de Ojeda para irse al descanso largo por diez puntos arriba.

El tercer cuarto empezó con muchas energías de parte de Chile, ya que Ovalle desde los 6.75 y un doble de Ojeda, pusieron un 5 – 0 que fue complejo e hizo que las Lobitas estuvieran 15 abajo. Muchos triples errados por varias jugadoras uruguayas, las imprecisiones en los pases y las malas decisiones a la hora de definir hicieron que la diferencia aumentara hasta llegar a 19 puntos de brecha. Uruguay fue descontando mediante los libres (la diferencia pudo ser menor si se hubiese tenido mayor efectividad). En la última jugada del chico, Maite Pereira convirtió un doble y foul, que permitió irse nueve abajo.

El último cuarto fue bastante impreciso (muy malos tiros de Uruguay) y con muchos rebotes por parte de los dos, lo que hizo que el marcador no se moviera en los primeros minutos del cuarto. Libres de Zeballos hacían soñar con una remontada cuando las de Pereyra se colocaron a cinco. Pero las locales no se quedaron atrás y también hicieron lo suyo desde la línea del personal y sacaron la ventaja, también por los libres malogrados y el abuso de tiros de larga distancia de las celestes. Chile se despegó en el marcador y terminó cerrando el partido en 73 – 56.

El día jueves, la selección uruguaya se enfrentarán a la selección Argentina a las 15:30 horas con la necesidad de ganar o de que la selección colombiana logre un triunfo frente a las chilenas para que las charrúas logren el pase a la semifinales del Sudamericano. La diferencia es importante.

Estadísticas oficiales