Baskonia venció a Estudiantes en Madrid y se mantiene en la segunda posición de la Liga ACB. El equipo de Jayson Granger muestra en el torneo local una imagen totalmente opuesta a la que se observa en la Euroliga.

El encuentro disputado en el WiZink Center de la capital española presentó un comienzo netamente favorable al conjunto visitante, que con un gran trabajo ofensivo del norteamericano Darrun Hilliard, conseguía abrir una prematura ventaja de 13 unidades (10-23). El elenco local tenía grandes problemas en el costado defensivo, mientras que en ataque dependía en exceso de lo que pudiera generar Darío Brizuela desde el perímetro. Los vascos continuaron su ritmo arrollador en el segundo periodo, siendo importante para ello los jugadores que llegaban desde el banco de suplentes, sobre todo Matt Janning e Ilimane Diop, que junto a lo que continuaba realizando Hilliard, fueron claves a la hora de seguir incrementando la diferencia entre un equipo y otro. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con la visita al frente en cifras de 50 a 24.

En el arranque de la segunda mitad se pudo observar un trámite mucho más parejo, en gran medida gracias a la mejoría defensiva del dueño de casa. Los dirigidos por Josep María Berrocal cargaban en la pintura por intermedio de Nikola Jankovic y Víctor Arteaga, mientras que los comandados por Pedro Martínez encontraron en todo su esplendor a su capitán, Tornike Shengelia, bien secundado por Shavon Shields. A pesar de que los madrileños intentaron por todos los medios concretar una reacción, los vitorianos se mantuvieron muy firmes, con la doble base conformada por Granger y Huertas en buen nivel, lo que les permitió cerrar el juego sin mayores inconvenientes. Finalmente, Baskonia se quedó con el triunfo por 100 a 67 y de esa manera alcanzó un registro de 5-1, que lo mantiene como escoltas de los líderes, Real Madrid y Barcelona.

En el ganador se destacó la actuación del georgiano Tornike Shengelia, que anotó 18 puntos, seguido por Johannes Voigtmann con 14 tantos y 8 rebotes. Por el lado del perdedor, Darío Brizuela culminó como máximo anotador de su equipo con 17 unidades.

El base uruguayo Jayson Granger estuvo 20:33 minutos en cancha, en los cuales encestó 9 puntos (0/2 triples, 4/5 dobles y 1/1 libres), capturó 3 rebotes, repartió 9 asistencias, robó 1 balón y recibió 3 faltas, para una valoración de 22, la segunda más alta de su equipo.

El próximo juego de los de Vitoria-Gasteiz por el torneo local será dentro de una semana, cuando en condición de local tenga que enfrentar al Valencia. Mientras que por Euroliga, volverá a tener actividad el jueves, recibiendo en su casa al Darussafaka de Turquía.