Martín Sedes asumió como entrenador de Danubio y debutó con triunfo ante Albatros. Luego de la costosa victoria, fuimos en busca de la palabra del DT.

El ex-Unión Atlética en El Metro analizó el partido y por donde pasaron las claves para llevárselo: “En los primeros minutos pudimos mostrar lo poco que practicamos en la semana, después se desdibuja el partido pero las veces que se nos acercaron fuimos inteligentes. Estuvimos bien en defensa pero ellos capturaron muchos rebotes ofensivos y si hubiéramos controlado más ese rubro la diferencia hubiese sido mayor”.

“Pensamos más en nosotros que en Albatros. Sobre ellos hablamos ayer (viernes) al final de la práctica. Lo distribuí en cuatro entrenamientos solamente y teníamos mucha cosa para mejorar. Pudimos ajustar con Cavalli, con Agarbado el primer tiempo quizás un poco más que en el segundo pero creo que lo hicimos bien y fuimos justos vencedores” dijo Sedes sobre el rival de turno y cómo intentó neutralizarlo.

El cambio de aires le vino bien al danubiano y el objetivo está intacto: “Tenemos un plantel largo,  por lo menos dos jugadores por posición. Hoy se nos lesionó Lucas (De las Nieves) y en el final Mauro (Miranda). Si logramos ser intensos en defensa tenemos que poder correr la cancha. Es largo el torneo, el primer objetivo es entrar entre los seis. Nos quedan cuatro partidos y hay que sumar la mayor cantidad de puntos posibles. Todos dan a Peñarol como el ascenso seguro y después hay muchos equipos para pelear ese segundo cupo. Falta mucho todavía”.

Sobre cómo lo recibió el club y su regreso a la DTA, Martín expresó: “Es un club hermoso, me abrió las puertas bárbaro y estoy muy contento. Me encontré con un plantel muy unido, con muchas ganas de trabajar; entrenamos a las diez de la noche y nos vamos a las doce. Estoy feliz por la victoria pero sobre todo por los jugadores porque se lo merecían”.