Imanol Asaravicus saltó desde la banca y fue muy importante para el triunfo de Peñarol ante Urupan que le permite al carbonero ser único líder de la DTA. Tras el juego el alero conversó con Básquet Total.

“Éramos los dos equipos invictos del torneo, sabíamos que Urupan iba a venir a proponer y querer llevarse el punto. Fue un partido peleado donde nos pudimos mantener todos juntos para poderlo llevar” fueron las primeras palabras de Imanol al respecto del partido.

Si bien el ex-Defensor Sporting no integra el quinteto titular, tuvo un ingreso fundamental e incluso se quedó con el rebote que aseguró el triunfo en el cierre. Sobre su función nos contó: “Arrancar desde el banco te da tiempo para ver lo que está pasando. Los que venimos de afuera tenemos que poner toda la energía para que el equipo fluya y aportar soluciones”.

El aurinegro ha tenido rivales duros y luego del primer triunfo no ha sacado grandes diferencias, pero logró quedarse con todos los juegos: “Es un torneo muy peleado, sabemos que todos van a venir a proponer y ningún partido va a ser fácil. No se ganan los partidos por nombres ni por camiseta sino jugando al básquetbol, que es en lo que nos tenemos que enfocar nosotros para seguir sumando victorias”.

Asaravicius también comentó sobre el entorno de jugar en el Palacio Peñarol con un aliento constante, algo que a veces hace olvidar que se está jugando el torneo de tercera: “Nosotros no pensamos en esto como la DTA menospreciándolo, sino como una oportunidad divina que tenemos de poder jugar en este equipo, el más grande de Uruguay como es Peñarol. Es una responsabilidad pero es algo muy lindo”.

En esta línea también le preguntamos sobre el clásico de fútbol que se jugará el próximo sábado: “Soy hincha, el clásico lo voy a ver con mi familia para estar tranquilo y disfrutarlo. Nuestro foco no lo podemos perder”.

El próximo rival será Reducto, el domingo en cancha de Larre Borges, y el alero reflexionó también de cara a este compromiso: “Hay que encararlo de la misma manera que venimos haciéndolo en cada partido. Tenemos muchas cosas que estamos haciendo bien y debemos repetir, y corregir las que quedan por mejorar. Sabemos que los rivales se van a plantar fuerte, no podemos perder el foco y tenemos que jugar al básquetbol”.

“Tenemos que ir partido a partido, haciendo lo que hacemos para poder lograr nuestro objetivo que es ganar. Si hacemos eso seguramente podremos levantar la copa cuando termine el torneo” finalizó diciendo respecto al claro objetivo de Peñarol en esta DTA.