Yale cosechó un memorable triunfo anoche en su gimnasio al vencer 72-71 a Albatros con un gol y foul en la hora de Federico Ledanis, tras el encuentro fuimos a buscar la palabra del interno.

“Fue medio inexplicable, cerramos muy mal el partido y en el último cuarto se nos vinieron y llegaron a pasar. No lo perdimos de casualidad y en la última jugada el ‘negro’ Andrés Martínez me dejó solo al lado del aro y pude meter ese gol y foul que nos dio la victoria.” Así narró Ledanis la jugada final y el cierre del partido.

Sobre como se desarrolló el encuentro, Federico comentó: “Fue un duelo típico de DTA, tuvimos malos números tirando de afuera y ellos con Andrés Rodríguez y Bosca nos lastimaron mucho. Entramos arriba por nueve al último cuarto y nos dejamos estar. Cuando nos quisimos acordar estábamos perdiendo la bola final. Lo importante era ganar y ahora tenemos una racha complicada contra Danubio y Peñarol pero hay que ir partido a partido.”

Acerca de su aporte como hombre experimentado en campeonatos de ascenso y su contribución a los más jóvenes del plantel, el número “84” acotó: “Intento aportar los años que tengo en este torneo que es muy díficil, es un equipo jóven y con Renzo (Lazzaroni), Luis (De León) y Andrés (Martínez) intentamos dar el ejemplo a los chiquilines. Tienen talento y tratamos de guiarlos y ayudarlos a crecer.”

En cuanto a la aparente dificultad que implica jugar el torneo y trabajar/estudiar a la vez, “Fede” finalizó diciendo: “Para mi es mas o menos lo mismo que El Metro, yo trabajo todos los días; me levanto, voy a trabajar, vuelvo un rato a casa y después voy a entrenar. Es lo que nos gusta, el torneo es profesional pero no tanto, porque no vivimos de esto. Igualmente le ponemos las mayores ganas posible. Venimos, entrenamos fuerte, aveces nos vamos cansados (risas), pero es lo que nos gusta y no nos podemos quejar.”