Capurro fue vencedor en su cancha por 86 a 63 ante Capitol y está cada vez más cerca de asegurar su puesto de play-offs en la serie Metro/DTA del Torneo Sub 23. Luego del encuentro, el perimetral rojinegro, Martín Martirena, charló con nosotros sobre todo un poco.

Por Tadeo Barreto

Sabíamos que venía último en la tabla pero no había que subestimarlo. Nosotros somos un equipo que juega dependiendo del rival, si es de alta calidad subimos el nivel y si es de baja calidad solemos meternos en su juego y bajar el nivel. Por eso a veces se nos complican tanto los partidos”dijo el escolta al ser consultado sobre el encuentro ganado ante Capitol.

Respecto al duelo de la fecha pasada ante Malvín Sur, donde fueron vencidos en alargue, Martirena fue muy autocrítico y acotó: “Era un duelo vital y jugamos el peor partido del campeonato, es la realidad. No defendimos y estuvimos desconcentrados durante los cuarenta minutos. Lo llevamos al alargue y pudimos haberlo ganado, pero no lo merecimos”.

Referente al notorio buen juego colectivo desplegado ante los de El Prado y las distintas vías de gol que tiene su cuadro, Martín explicó: El ataque no es nuestro problema, tenemos varias armas ofensivas. Las complicaciones son en defensa; cuando no defendemos no nos permiten correr la cancha y ahí nos matan porque es lo que generalmente hacemos mejor”.

Posterior al partido, el jugador se quedaba a entrenar con el primer equipo y nos contó sus sensaciones acerca de integrar el plantel principal: “Lo tomo como una experiencia nueva, este año no pensaba formar parte y se me dio. Trabajé duro y el técnico me brindó la oportunidad. Trato de aprovechar las prácticas y si me toca entrar algún minuto también”.

En cuanto al club y el trabajo diario de formativas, “Tincho” nos regaló su punto de vista: “Este año es particular para mí porque comencé el curso de entrenador y estoy haciendo las prácticas docentes acá. Estoy conociendo a los chicos y lo veo muy bien al club. La nueva dirigencia está haciendo las cosas bien y Capurro viene mejorando. Sabemos que es una institución humilde pero se trabaja día a día para que mejore”.

Para terminar, Martirena también manifestó a quién ve como referentes en la dirección técnica y opinó sobre la llegada de Rubén Magnano a la selección mayor uruguaya: “El basquet argentino es el que más me gusta. A Sergio Hernández lo veo mucho porque dirige al seleccionado argentino pero trato de mirar Liga Nacional cuando puedo, por algo están ahí y en ese nivel. De Magnano no hay palabras para describirlo como DT, por algo logró lo que ha logrado. No creo que venga a creerse más que los demás sino a trabajar. En Brasil cambió el básquetbol y con Argentina logró un oro olímpico. Ojalá nos ayude a mejorar el nuestro también”.