Tras la consagración de Bohemios en la LFB hablamos con la más joven del plantel, Josefina Zeballos, quien a sus 15 años logró ser campeona en mayores teniendo un rol fundamental en el equipo. Además, habló de lo que se viene para ella en el Sudamericano de selecciones U15.

 “Era un sueño que siempre tuvimos desde que arrancó el año. Por suerte con todo el trabajo que hicimos y el sacrificio lo pudimos lograr. Acá se da el fruto de lo que hicimos durante el año”.

En un año en el que las más chicas tuvieron un rol fundamental, Josefina logró ser goleadora del segundo punto de las finales, pero no se esperaba tener un rol tan protagónico en el equipo: “Cuando me dijeron que iba a jugar en primera pensé que ni iba a entrar a la cancha, pero siempre estaba apoyando a mis compañeras. Después, cuando fui mejorando y entré en confianza con el equipo ahí fue cuando me gané los minutos”.

Más allá de que se sumaron muchas experientes, para Josefina el compartir este logro con una compañera de años como Florencia Niski, es algo especial: “Flopi (Niski) es mi mejor amiga. Se ve dentro de la cancha como nos conectamos desde adentro y desde afuera. Se siente increíble porque desde chiquitas estamos jugando juntas y lograr un campeonato es maravilloso”.

Tras un primer punto que Bohemios perdió por detalles, las chicas tuvieron la convicción de que el logro era posible: “Lo que nos dio esta alegría fue que nunca dejamos de creer en nosotras y seguimos trabajando. Se reflejó en la cancha”.

También habló de lo que fue su año en mayores, siendo el primero: “Me sumó demasiado. Acá te das cuenta cuanta gente está atrás tuyo, siempre intentando dar lo mejor. Desde los padres, hasta el cuerpo técnico y la gente extra del club. Es una motivación grande porque se ve que está apoyando mucha gente al femenino”.

También se refirió al marco de público: “Nunca me había tocado algo así. Me acuerdo que el primer partido cuando entramos a la cancha estaba demasiado nerviosa de tanta gente que había, y más me ponía nerviosa que esté la tele. Pero me he ido acostumbrando”.