En un giro insólito de los acontecimientos, Federico Haller que pasó de Aguada a Hebraica en cuestión de días no podría jugar la próxima Liga Uruguaya.

Luego de una mini novela de acuerdo a donde jugaría la temporada 2018-19, y tras firmar con Aguada pero no llegar a un acuerdo por problemas en su espalda, el ala pivot que jugó la temporada pasada en Defensor Sporting y que actuaría en Hebraica Macabi este año, no podría jugar debido a una demora en el pedido del pase.

A pesar de que el jugador no lo pidió en tiempo y forma, podría solucionarse si todos los clubes votan a favor y habilitan un período de pases extraordinario para que Haller pueda confirmar el suyo a Macabi. Por estas horas delegados del equipo dirigido por Mathias Nieto buscan la solución en la sede de la FUBB . Otra opción podría ser utilizarlo como ficha recambio. Horas de incertidumbre se viven desde la calle Camacuá hasta Canelones 1029.