El base de Capurro y una de las figuras en el triunfo de su equipo de visitante frente a Miramar por 71 a 63, Manuel Castro, se tomó unos minutos tras el partido para dialogar con Basquet Total.

Sobre el partido dijo: “Fue complicado porque nosotros jugamos bien cuando un equipo nos propone más juego inteligente. Miramar es mucha garra y realmente nos complica mucho porque de cabeza para adentro en su cancha es muy difícil ganarles”.

Sobre cómo Capurro pudo mantenerse arriba en el score, dijo: “Por momentos jugamos a lo que sabemos jugar, por momentos ellos nos ganaron y jugamos la doma que nos propusieron. Con esos chispazos de basquetbol de verdad que pusimos fue que pudimos sacarlo por momentos, pero en el tercer cuarto lo tuvimos para sacar más ventaja y lo trajeron justamente a garra que no pudimos demostrar nuestro basquetbol porque nos anularon en ese aspecto. El primer tiempo y el inicio del tercer cuarto fue lo mejor que jugamos. Ellos tienen mucha garra, un par de jugadores que van de cabeza para adentro y se nos complicó marcarlos”.

A la hora de hablar de su propio rendimiento, lo dejó en segundo plano, destacando que lo importante es que gane el equipo: “Realmente no me importa para nada haber hecho 17 puntos y ser el goleador. A mí lo que me importa es que Capurro intente jugar al basquetbol, me importa muy poco hacer puntos, en varios partidos fui goleador pero si perdemos es lo mismo que la nada. Si ganamos jugando al basquetbol bien yo me voy contento”.

Por último, dijo que no se fue conforme de la calle Gadea, a pesar de la victoria: “Yo me voy totalmente desconforme porque el segundo tiempo no jugamos a nada, a no ser los chispazos que mencioné antes, pero después no jugamos a nada de lo que sabemos jugar, por eso como base y como el que intenta generar un poquito de juego me voy muy desconforme”.