Larrañaga derrotó a Larre Borges 89-87 en un partido que no le faltó ni un condimento y que terminó con incidentes. Después de un mal arranque de torneo, el equipo está en plena remontada y se ilusiona con un lugar entre los cuatro.

Tremendo partido se presentaba en la calle Francisco Simón entre dos equipos que venían de derrotar a un pesado en la serie Metro/DTA como Stockolmo.

El local dirigido por Leandro Figueroa inició con Joaquín Sosa, Juan Ruglio, Ramiro Mazulla, Juan Weigel y Camilo Mariño. Del lado contrario, Daniel Giacoya decidió arrancar con Agustín Dos Santos, Lucas De León, Franco Olivera, Yari Acevedo y Nicolás Bernal.

El encuentro inició a todo ritmo con ambos equipos alternándose diferencias en el marcador, con constantes ataques rápidos haciendo un partido vistoso de ver. Sosa con tremendo doble y Pernas con un triple abrieron la diferencia a favor de Larrañaga que llegó a tomar hasta 8 de renta. Pero tras minuto de Giacoya mejoró el aurinegro que defendiendo mejor y poniendo la pelota abajo con Pernas consiguió descontar. Pero un triple de Weigel mandó al Larra 7 arriba al primer descanso (24-17).

La defensa mil rayita para resaltar en el arranque del segundo. Trabó a Larre Borges que se atoró con el reloj de posesión. En ataque el local jugó con más tranquilidad, encontró a Dilema abajo para dañar, con presión consiguió algún contraataque y aprovechó sus buenos porcentajes desde el perímetro de Mazulla y Weigel para llegar a tomar 17 de renta. El cuadriculado sufrió el momento del partido y con impulsos individuales de Olivera y Machado descontó a 14.

Los de La Unión mostraron una mejoría en el arranque de la segunda mitad con defensas que permitieron correr, pero tres técnicas seguidas pitadas por un Chamorro con poca paciencia terminaron en descalificación para Acevedo y Triunfo, y con libres de Sosa los dueños de casa estiraron a 19. Esta situación caldeó el clima en la cancha y las tribunas. Dos Santos terminó expulsado tras cometer una falta e ir a buscar al rival. Los jueces perdieron el control del partido, hubo entre dichos entre parciales y jugadores que terminaron en nada, libres que le faltaron tirar al rojo y blanco, y una antideportiva a favor de la visita que da la sensación de que fue para equiparar. El Larre con buenos minutos de De León supo descontar, pero cometió una antideportiva y salió por quinta. En un cuarto raspado, los de La Blanqueada aprovecharon su buena efectividad en libres de Dilema y Abdala, entraron a los últimos diez 79-58 arriba.

Larrañaga atravesó su peor momento del partido en el arranque del último cuarto, jugó apurado y perdió a D’Arcangelo por quinta a poco menos de ocho para el final en un encuentro que se puso divino. Larre Borges con mucho corazón siguió defendiendo a muerte, subió la intensidad con una marca más arriba y con Olivera corriendo, los libres de Machado más un triple clave de Costa llegó a igualar en un parcial de 21-0. Los de Figueroa rompieron la sequía con libres de Weigel ante un arbitraje con poca tolerancia a la hora de pitar. A partir de ahí el partido se emparejó con libres para ambos lados. Giacoya perdió a Costa por quinta y sufrió a Dilema que se agigantó abajo capturando rebotes y sacando faltas. De esta forma, el rayado entró al último minuto y medio 5 arriba (86-81). En el final se volvió a desdibujar el arbitraje con otro criterio utilizado a la hora de pitar, se permitió jugar más. Sosa y Dilema afuera por quinta, Mariño descalificado en Larrañaga luego de una faltas técnicas pitada contra los tres dejó más interrogantes al resultado. El cuadriculado con libres llegó a ponerse a 2 en un final de infarto con todos los condimentos. Abdala dejó un libre en el cierre y lo tuvo el aurinegro para igualar pero Pernas fue cortado. El “11” puso el primero y tiró al segundo a errar con un segundo para el final pero invadió y terminó un partido con triunfo para un mil rayitas que no anotó puntos de cancha en el último período.

Luego de pasados varios minutos del final hubo golpes afuera de la cancha entre hinchas y jugadores que fue denunciado por los jueces en el formulario. Viendo el clima en la cancha se veía venir, se permitió que de la tribuna se dijera de todo, incluso dirigido hacia jugadores. El partido en sí solo fue muy picado, se pitaron 75 faltas, incluidas 9 técnicas, 2 antideportivas y 1 expulsión, que derivaron en 4 jugadores descalificados.

En el vencedor Tomás Dilema se destacó con 23 puntos, seguido por Joaquín Sosa con 17 y Santiago Weigel con 13. En la visita el goleador fue Franco Olivera con 32, seguido de Nahuel Machado con 17 y Agustín Dos Santos con 13.