Una de las figuras del triunfo de Montevideo frente a Malvín Sur por 66 a 57, Ezequiel Gargallo, se tomó unos minutos para dialogar con Básquet Total tras la victoria.

Señaló que la clave del triunfo estuvo en la concentración: Trabajamos mucho pensando en el partido pasado, que nos habíamos confiado en el final, así que nos enfocamos en eso y trabajamos mucho el tema de la concentración que en los últimos partidos nos faltaba demasiado. Llegamos perder partidos que íbamos ganando por 25”.

También habló de la presión que Montevideo intenta generar en sus rivales y que contra los playeros dio resultado: “El entrenador nos hizo trabajar mucho en la presión, hacerlo todo el partido y eso fue lo que hicimos con Malvín, y más siendo un equipo tan fuerte como ellos. Creo que esa fue la calve: todos concentrados. Un laburo impresionante de todos y llegó el resultado que queríamos. En el entrenamiento dijimos que Malvín era un equipo muy duro y que íbamos a tener que presionarlo para llevarnos el partido o sufrir lo mismo que la otra vez, lo que no queríamos”.

Por último se refirió al inicio del tercer cuarto, cuando los dueños de casa cambiaron la estrategia y pasaron a defender y correr la cancha: “El entrenador nos dijo antes de empezar el partido que seguramente harían eso y en el entretiempo volvió a referirse a eso diciendo que si pasaba teníamos que defender más intenso, mucho más que en el primer tiempo, y hacerlo más duro que ellos todavía. Al final del tercer cuarto nos sacaron la ventaja, pero nos volvimos a concentrar en defender duro y nos llevamos el punto”.