Larrañaga sin jugar bien venció a Capitol 68-66 en el gimnasio de Olivol Mundial y se recuperó de derrotas consecutivas.

Resumen del partido

Mucho frío y poco público en Millán y Sitio Grande. De todas formas, la cancha de Olivol Mundial estaba impecable y a pesar de las intensas lluvias que dominaron la noche montevideana no sintió afectada en lo más mínimo.

El primer cuarto marcó igualdad en 18, pero en el juego Capitol fue mucho más, con Héctor Silva como principal figura, Matías Lado en la conducción y Agustín Zuvich aportando. En defensa le cortaron los caminos a Viana y Roberson, que no influyeron, un solitario Manuel Monteverde y algún triple de Santiago Álvarez llevaron a Larra a un empate inmerecido. En el segundo se evidenció la diferencia, siguió siendo preponderante Silva, la figura de los del Prado, que fueron inteligentes para defender a un equipo apático que pese a las variantes nunca encontró ser fluido en ataque. Santiago Pereira elevó su nivel y la máxima llegó a ser de nueve, para irse 38-30 arriba al descanso largo.

Roberson, que tenía tres, pero fue importante en el arranque. Larrañaga empezó a dominar el rebote ofensivo aprovechando la baja de un extranjero en el rival, además fue más intenso atrás y de a poco complicando las vías de gol de los del cumpleañero Diego Cal. Ledanis fue importante cargando la tabla junto a Monteverde, y Colman tiró del carro anotador corriendo la cancha y atacando el aro. Sin el foráneo en cancha -le pitaron mal la cuarta- Larra lo igualó, jugó mejor e incluso pudo pasar.

El último fue parejo. Zuvich puso un triple y Wenzel algun punto para mantener a Capitol en juego. Larrañaga pasó con Colman y Monteverde como figuras. El regreso de Roberson fue con cinco consecutivos, el milrayitas sacó seis y parecía quebrarlo, pero de la mano de Lado y Gallo los de la calle Hermanos Gil volvieron a colocarse a una bola. El cierre estuvo plagado de errores, algunos arbitrales, otros de jugadores que fallaron libres. Viana con un personal le dio renta de dos a Larra. Postre Pereira tuvo la última, lo defendieron mal y tiró muy cómodo para ganarlo, salió a penas y los de Fernández terminaron consiguiendo un triunfo sufrido sin jugar bien.

UNO x UNO

LARRAÑAGA

Sánchez (4): No pudo ordenar ni darle gol al equipo. Viana (3): Peleadísimo con el aro, se malhumoró rápido. Roberson (7): Importante dentro de su intermitencia. Álvarez (5): Dio su mano. Monteverde (7): Atacó muy bien, flojo atrás. Sarni (5): Intenso atrás, ordenó para el complemento el descontrol ofensivo del primer tiempo. Suárez (5): Partícipe en el momento de la reacción, se fue ganando minutos. Ledanis (5): Aprovechó los pocos centímetros del rival, su estadía en cancha coincidió con lo mejor de su equipo. Colman (8): El destacado. Castro/Weigel (-): Poco en cancha. Fernández (6): Corrigió con el partido, su equipo sigue sin jugar bien.

CAPITOL

Lado (6): Desde el orden y la defensa, impecable. Dejó libres claves en el cierre. Pereira (6): Importante. La última salió por poco. Wenzel (5): En su rol, el equipo lo necesitaba más explosivo. Silva (8): Su único pecado fue salir por quinta y perderse el cierre. Partidazo. Zuvich (6): Se la debieron prestar un poco más, cumplió. Gallo (5): No había jugado bien, pero tuvo un buen cierre. Acosta (4): Algunos chispazos y poco más. Bosca (-): Pocos minutos. Cal (6): Dio pelea con sus armas, jugó sin un extranjero y cerró sin Silva. Le quedó corto el plantel. Meritorio.

_______________________

Lo destacado

Camilo Colman cambió el partido. Fue el gran responsable de que su equipo se pusiera en partido corriendo la cancha, pero también con lanzamientos a distancia. Jugador ideal para la divisional que siempre rinde y que anoche, dio un plus. Además, en el último cuarto tomó a Héctor Silva, que había sido figura y solo le permitió anotar un punto hasta que terminó saliendo por quinta. Clave.

Lo distinto

Si bien estamos en invierno, y fue una estación lluviosa y fría. La temperatura de anoche en Olivol Mundial fue “distinta”. Un frío inaudito en un gimnasio que no suele caracterizarse por ser de los más complicados. No sabemos si era porque había poca gente, porque estamos viejos o por otra razón, pero nos congelamos, dicen que en el invierno ruso la pasan mejor. Los jugadores de Capitol lo demostraron tapándose las piernas con lo que podían en el banco.

PD: La cancha impecable, pese a la lluvia copiosa bancó espectacular sin ningún tipo de problema.

Galería de Fotos