Larre Borges fue hasta Lagomar y sacó un punto bárbaro en su búsqueda para mantener la categoría. Luego del encuentro, Johnny Rodríguez, una de las figuras, dialogó con Básquet Total.

Para empezar dejó sus primeros conceptos del partido: "Era un partido duro, más en la cancha de ellos, cancha chica, se cierran los espacios. Pero arrancamos flojos, en defensa nos hacían goles por todos lados, en ofensiva estábamos entreverados, jugábamos siempre la primera opción. Pero después mejoramos la defensa y a partir de ahí le dimos de comer al ataque. Nos quedaron tiros solos, movimos la bola y ahí nos fuimos arriba un poquito. Después en el segundo cuarto entramos más intensos debido a esa reacción que tuvimos al principio y después un poco se nos complicó por temas de apresuramiento. Teníamos la ventaja, nos dejamos estar un poco, con la presión nos complicaron, perdimos bolas. Pero era importante sumar, ganar, para ponernos en la pelea ahí arriba".

La renta a favor por momentos relajó al aurinegro lo que complicó algo el partido en el cierre: "Nos jugó una mala pasada por la ansiedad más que nada. Ellos nos hicieron jugar el bloqueo y a darnos opciones de arranque y nosotros no supimos leer eso para jugar los 24 segundos, porque si nos quedaba un tiro claro al principio, también nos iba a quedar al final de la posesión. Pero lo importante era ganar, que el equipo agarrara confianza, metiéramos dos partidos, esa era la clave hoy".

También se refirió a la salida de Jennings: "Nosotros necesitamos de todos. No fue cortado, tuvo temas personales en donde vive. Era algo de él que lo tenía que hacer. Nosotros como equipo no podíamos regalar nada, lo necesitábamos, pero primero están los temas personales de cada uno y era más importante eso. Una lástima que no pueda estar pero el triunfo es para él también. Un gran jugador, un gran compañero, pero nosotros tenemos que sacarlo como sea y lo hicimos hoy".

Si bien Larre Borges mantiene la chance matemática de salvarse directamente, para Johnny el objetivo pasa por otro lado: "Estamos pensando en quedar arriba y arrancar los playout con esa ventaja. Después si se dan los resultados y estamos con una chance, la vamos a querer agarrar obviamente. Pero ahora el objetivo es corto, tratar de ponernos arriba y posicionarnos para arrancar con ventaja".

En un nuevo año en La Unión hoy al capitán le toca ser el experiente del cuadro y contó que se siente jugar con tantos pibes al lado: "Simplemente tengo que aportar lo que uno puede. El equipo con jugadores jóvenes tiene un buen potencial. La idea es acotar lo que sirva para ellos y hacerlo de buena manera. Desde mi rol tengo que hacer lo que pueda y lograr algo para el equipo".