En la noche de hoy, se disputará íntegramente la fecha cuatro del Metro, en busca del ascenso directo.

Cordón-Larrañaga

A partir de las 20:15 y abajo del puente, juega el puntero del torneo. Ambos equipos vienen de derrotas inesperadas, especialmente por la forma. Tanto Cordón como Larra cayeron abultadamente como visitantes de Miramar y Bohemios respectivamente, e intentarán cambiar la imagen.

Por el lado del local, necesita que la conducción mejore para poder abastecer a Dida en las cercanías del aro rival. Los de Gonzalo Fernández, buscarán construir a partir de la defensa y el desequilibrio de Roberson en el uno por uno.

Arbitrarán: Laulhe, Silvera y Errico.

Unión Atlética-Stockolmo

Desde las 20:30, en Nuevo Malvín habrá un duelo de equipos que triunfaron en la fecha pasada. El azul del Prado se impuso como visitante de 25 de Agosto, mientras que la UA le ganó ajustadamente a Capitol.

Los de Frydman quieren mantener el nivel demostrado por los perimetrales en el último juego, y seguir acoplando a Beaty a la estructura del equipo. Zaballa deberá plantear otro partido perfecto atrás, para que los suyos no sufran con las figuras del rival y pueda llevar el encuentro parejo hasta el final.

Serán la ley: Pereira, Fernández y Aunchayna.

Capitol-Miramar

El Capi y el monito chocarán en la calle Gil. Los locales vendieron cara la derrota ante Unión, e intentarán hacerse fuertes en su cancha. Al tiempo que Miramar llega entonado, tras vencer al puntero Cordón.

Los de Cal tendrán la misión de acompañar mejor a Zuvich que viene de hacer 36 tantos. Para eso, será fundamental que Teague pueda marcar diferencias en la pintura. Yaquinta está ante el desafío de que sus dirigidos no se relajen, y vuelvan a mostrar el nivel colectivo del último partido.

Los jueces de la noche serán: Dutra, Haller y Perez.

25 de Agosto-Bohemios

El león deja Villa Dolores para hacer de local en Stockolmo, cuando reciba al albimarrón de Pocitos. Los de Espíndola todavía no pudieron ganar en esta ronda, al tiempo que Bohemios lleva tres triunfos al hilo.

El veinte deberá mejorar como conjunto para asegurarse el lugar entre los ocho de arriba. La clave será rodear mejor a Hardin, para que el extranjero no cargue sólo con la ofensiva del equipo. Por el lado de Kogan, intentará que los suyos sigan mostrando el mismo nivel en ambos costados de la cancha, para seguir soñando con el ascenso directo.

Salgueiro, Pastorino y Cardozo impartirán justicia.