Silvina Páez, una de las figuras del triunfo de Cordón frente a Capurro por Copa De Plata de la Liga Femenina de Básquetbol, se tomó unos minutos para dialogar con Básquet Total sobre el partido y lo que se viene.

Sobre la victoria, dijo: “No puedo más, la verdad estoy muy contenta de haber logrado el objetivo. Hasta el final estuvo muy duro el partido y no sabíamos mucho si nos lo íbamos a llevar o no, pero por suerte lo pudimos hacer. Sabíamos que este encuentro iba a ser cargado de nervios y el inicio fue así, recién el arranque del segundo cuarto pudimos asentarnos en la cancha y creo que ahí logramos sacar la diferencia que nos permitió llevárnoslo. Sabíamos que teníamos que llegar con alguna ventaja al final que iba a ser muy cerrado”.

Señaló a la defensa como la clave del triunfo: “Si no defendíamos y lográbamos bajar su goleo, no íbamos a lograr llevarnos el partido. Más allá de que podamos construir cosas en ataque, nosotras entendemos que en este equipo la clave está en la defensa, sobre todo en la intensidad de la misma”.

También habló de los últimos minutos del partido: “Sabíamos que el final iba a ser difícil y que ellas iban a morder en la cancha con tal de llevarse el partido, porque era muy importante para los dos equipos, quizás el más importante del campeonato. El gran mérito de ellas fue el de presionar a morir y casi llevárselo, pero nosotras pudimos mantener la calma y aprovechar la diferencia que habíamos sacado en el tercer cuarto”.

Mencionó también su rol como una de las referentes dentro del plantel: “Lo que intento todo el tiempo es que tengamos un poco de cabeza fría y actitud positiva en el juego. Eso es lo que siempre les pido, trato de generar y busco en mis compañeras. Hay otras que también tienen su experiencia y hemos encontrado un equipo que ha logrado algo bueno, mezclando experiencia con gurisas jóvenes que corren un montón, y no tan jóvenes que también corren. Entonces en verdad tenemos un plantel interesante. Llegamos a un momento en el año en que logramos entendernos y jugamos mejor en equipo”.

Ahora, con el primer lugar de la serie Copa De Plata asegurado, ya ponen la cabeza en su próximo objetivo: “Ya comenzamos a pensar en Hebraica y en la reclasificación. El partido para asegurar eso era hoy y ahora vamos a ir a buscar con todo a Macabi. A entrenar para meternos en la Copa de Oro. Nos jugó una mala pasada el partido contra ellas en la fase regular, creíamos que lo podíamos ganar y no pudimos. Desde entonces estuvimos trabajando todo el año pensando en eso. Haber logrado por lo menos ir a enfrentarnos con ellas es un mérito que está bueno”.