Iván Arbildi fue uno de los grandes exponentes en Olivol Mundial que venció a Tabaré en Millán y Sitio Grande para comenzar con el pie derecho esta nueva fase del certamen. El base dialogó con Basquet Total luego del partido.

“Lo importante era llevarnos el punto para salvarnos del descenso a pesar de que sabemos que no cerramos el partido de gran forma”,fueron las palabras del base que tuvo un gran rendimiento en la bombonerita.

Sobre la importancia de quedarse con los primeros dos puntos en juego enfatizó: “Sabíamos que teníamos que arrancando ganando. Además, nosotros tenemos aspiraciones de ir por la reclasificación porque si no tenemos que jugar los playout y ahí son otros partidos. No podemos dejar ningún partido”.El mundialista está en una ubicación que en principio no estaba en los planes de nadie, acerca del porque se dio esta y su forma de juego agregó: “Yo creo que nosotros por momentos jugamos muy bien al basquetbol, también sabemos que tenemos grandes baches en algunos pasajes del partido.También creo que Tabaré recién es el primer partido que tiene plantel completo. Yo creo que ellos van a levantar y van a ganar unos partidos esta ronda”.

Durante el complemento Olivol propuso otro juego más eficaz. Sobre el pedido del técnico Eduardo “Boca” Hernández en el descanso, remarcó: “El pedido fue que jugáramos libre, sin nervios. Muchas veces nos estructuramos en los sistemas y hacemos cualquier cosa, y así no funcionamos”.

Arbildi no ocultó su molestia con respecto a como se viene dando este Metro: “La realidad es que yo quería arrancar antes. Esperamos 15 días y ahora tenemos que jugar en 10 días cinco partidos, no te da ni para practicar. Me parece que no está bueno pero las cosas son así y no hay excusas”.

A pesar de esto, el base confirmó que tuvo su lado bueno el parate: “Esto sirvió para trabajar, para mejorar como seguramente lo han hecho todos los equipos pero igual cuando se juega el partido ves que falta rodaje”.

Con respecto a los objetivos para el equipo de Millán y Sitio Grande, Iván no oculta su ilusión de ir por más: “Ahora tenemos que ganar todos los partidos posibles. En casa no podemos perder y luego es práctica a práctica, y partido a partido en busca de la reclasificación”.