Defensor Sporting derrotó a Verdirrojo 83-61 de visitante pero en su cancha y suma buscando su lugar en playoffs.

Los del Cerro preparando su gimnasio para la LUB, tuvieron que ir hasta Jaime Zudáñez para oficiar de local ante el dueño de casa. Ignacio Ortega inició con Franco Martínez, Diego Cabrera, Lucas Rodríguez, Silvio Rolando y Matías Flores. Del otro lado, Rodrigo Marín comenzó alineando a Bruno Dura, Federico Suárez, Guillermo Ulery, Xavier Couste e Ignacio Marote

Verdirrojo inició mejor, puso permanentemente la bola adentro y consiguió liderar los primeros minutos con puntos de Rolando. Pero la respuesta Fusionada no demoró, con presión y robos generó puntos fáciles y a partir de ahí, creció en confianza, fue bueno el ingreso de Pereyra, el equipo calentó la mano de afuera, puso cinco triples (cuatro de Dondi), pasó al frente y se fue al primer descanso ganando 26-21.

La tónica no cambió en el segundo parcial. Defensor Sporting siguió complicando a su rival con la presión, que no supo cómo llegar al aro contrario. A su vez, las manos no se enfriaron y cada jugador que entró de afuera aportó. Importante lo de Rosales con bombas para estirar la diferencia a 15 puntos. Luego de minuto de Ortega, los del Cerro con pases largos supieron neutralizar la presión y esto llevó a que el rival cambie la marca. Apareció lo mejor de Lucas Rodríguez, que puso triples de todos lados, sacó faltas y su equipo se llego a poner a 6. El violeta pareció mejorar poniendo nuevamente la bola de afuera, pero un gran cierre de los de la calle Prusia achicó la diferencia a 8 al entretiempo (51-43).

La segunda mitad inició desprolija, pero Verdirrojo fue quien sacó mejores réditos encontrando ventajas adentro. El partido se caldeó cuando con la chance de que los de Ortega achicaran a 4, Flores intentó hundir sin efectividad, lo que generó una discusión con Rodríguez y ambos se fueron al vestuario después de discutir en el banco lo que terminó en una técnica para el Verdi. La preocupación fue general porque los dos se fueron muy calientes uno con otro y la cosa pintaba fea. La banca del dueño de casa insistió con parar hasta que se calmen las aguas pero Pastorino le sancionó la técnica, pudo solucionarse de otra forma, cuando la intención era colaborar a solucionar un problema con dos pibes en etapa de formativas. Luego de minuto de Ortega que normalizó un poco el partido, crecieron los de Jaime Zudáñez de la mano de Cousté y apareció un triple importante de Rosales con el que el Fusionado se fue al último descanso arriba 63-54.

Los del Cerro perdieron potencial en el último, el entrenador decidió no contar con los jugadores que tuvieron el conflicto entre sí y esto lo aprovechó Sporting, que anuló defensivamente a su adversario y Llegó a tomar 19 de ventaja a cuatro del final con puntos de Ulery y liquidó el partido.

El goleador fue Mauro Dondi con 17 seguido por Guillermo Ulery con 14 y Xavier Cousté con 13. Del otro lado se destacó Silvio Rolando con 21 secundado por Lucas Rodríguez con 16