Malvín superó como local a Defensor Sporting por 71 a 61 en la octava fecha de la Copa de Oro de la Liga Femenina de Básquetbol, cambiando la forma de jugar de presión alta a defensa sólida con corridas de cancha y consiguió un punto muy importante para zafar de la reclasificación.

Para el comienzo del partido, Dulio Acosta eligió mandar a la cancha por las locales a Carolina Fernández, Florencia Fernández, Natasha Dolinsky, Emilia Larre Borges y Florencia Somma. Por parte de las visitantes, Rodrigo Marín comenzó con Sofía Brandelik, Camila Kirschenbaum, Aldana Gayoso, María Pía Moyano y Cindy Ezquiaga.

El partido tuvo un arranque muy parejo por parte de ambos equipos, destacándose Dolinsky y Somma por el lado de las playeras como únicas anotadoras del primer cuarto, mientras que en las fusionadas Gayoso, Moyano y Kirschembaum fueron las que con más frecuencia sumaron para su equipo. Tan parejo fue el tramite que los primeros diez minutos se fueron con el marcador igualado en 17 puntos por bando.

Ya en el segundo período, se empezó a notar el cambio en la estrategia de Malvín. Ya no hacían la presión alta que suelen hacer en toda la cancha buscando un error del rival para marcar, sino que apostaron por un juego de rebotes. Ganarlos tanto en su propio aro como en el rival se convirtió en su principal arma. Defensor no encontró soluciones en este aspecto, ya que no contaba con jugadoras tan altas, pero logró disimularlo con los tiros de larga distancia. El descanso largo llegó mostrando en el marcador una victoria parcial de las dueñas de casa por 32 a 28.

Antes del inicio del tercer cuarto, las jugadoras de Malvín se vieron en la necesidad de cambiar de camisetas, ya que el azul oscuro de la indumentaria que usaban hasta ese momento se confundía con la casaca violeta de Defensor, y pasaron a usar el color blanco.

Pero lo que no cambió fue el liderazgo en el marcador por parte de las playeras. Haciendo uso de su extenso plantel y rotando jugadoras, manteniendo la intensidad defensiva de antes y agregándole una marca importante a las rivales que se paraban para tirar de tres, lograron bajar sensiblemente el goleo de las fusionadas. Esto sumado a un ataque que prácticamente no desaprovechó oportunidad de mandar la pelota a la red, le terminó por dar a las locatarias una ventaja de 50 a 42 para el último cuarto.

Los últimos diez minutos siguieron más o menos la misma tónica. Ocasionalmente Gayoso o Moyano lograban guiar a su equipo a una pequeña remontada que dejaba a Defensor a cuatro puntos, pero luego Malvín cerraba los huecos que había dejado abiertos y volvía a sacar ventaja para terminar el encuentro con victoria playera por 71 a 61.

La goleadora del partido fue Florencia Somma con 25 puntos para el equipo vencedor, mientras que para las derrotadas se destacó María Pía Moyano con 19 unidades.