El Beto venció en alargue a Capitol 69-62 en un partido complicadísimo y puso la final 1-0 en su favor.

Después de semanas de espera en el que las lluvias no impidieron que se jugara esta serie, negros y verdes chocaron para definir quien golpeaba primero en las finales de la divisional A.

El encuentro tuvo todos los condimentos, el equipo de El Prado inició mejor, cuando pudo poner la pelota adentro dañó con Rosano y Elhordoy para una ventaja inicial de 6-0. Pero su rival respondió rápidamente, fundamental defensa colectiva para evitar que la bola vaya adentro. Schenck destapó el cero y con un parcial de 13-1 su equipo revirtió las acciones. Sin embargo un buen cierre de los de la calle Hermanos Gil los dejó a 2 de cara al primer descanso.

Momento de Álvarez en el arranque de la segunda parte le dio a El Beto la chance de volver a estirar, sin embargo la reacción llegó rápido con triple de Vázquez y otra vez, con doble sobre el cierre los negros volvieron a irse a un descanso a solo un doble de desventaja.

La paridad también se mantuvo en la segunda mitad, se alternaron varias veces el liderazgo en el score. Curbelo cuando se pudo soltar de la buena marca que recibió fue fundamental, pero el Capi siguió sumando de la mano de Rosano. Los terceros diez se fueron igualados, debido a otro buen cierre de chico de los de El Prado que con falta de tres sobre la chicharra nivelaron el tanteador.

Capitol pareció tener todo para quedarse con el punto en el último, Casalas fue importante, también lo hecho por Fabra con la mano encendida de afuera, fue punto importante para que su equipo tomara máxima a su favor de 6 tantos. Pero El Beto echó encima toda su mística copera en el final. El equipo que supo ser tres veces campeón en LBM creció ante la adversidad, importante lo de Franchetti para correr la cancha y lo de Parra, que no le tembló el pulso en el cierre, colocó cuatro libres claves para igualar a cuatro segundos del final, cuando hacía 30 segundos, los suyos se encontraron dos posesiones abajo. Importante también un robo de Schenck que no le permitió tirar a su oponente la última, que terminó siendo para el verde, que a tres décimas del cierre, con un palmeo estilo volley de Curbelo, casi se termina el partido en los 40 con triple agónico.

Luego de un encuentro que parecía adverso el vigente campeón de campeones lo controló bien en el alargue. Pudo correr, Franchetti siguió siendo importante en este rubro, Schenk también sumó y González puso orden. Los negros, que sufrieron la baja de Casalas en el cierre del último cuarto se vieron diezmados y no encontraron los caminos para dañar. Del otro lado, a pesar de la salida de Curbelo por quinta, el ingreso de Colombo fue a nivel del equipo. Un técnico a la banca terminó liquidando un juego que parecía encaminado.

La semana que viene se volverán a enfrentar y de ganar El Beto finalizará la temporada como campeón. De lo contrario, la LBM se estirará una semana más para definir a su último campeón.