Bohemios superó como visitante a Tabaré 80 a 64 y lidera de forma invicta la serie Metro/DTA del Torneo Nacional Sub 23.

Para el inicio del partido, Diego Rivas decidió que el local empezara con Juan Abraham, Florian Soddingger, Francisco Castroman, Sebastián Cuerbo y Santiago Silvestre. Por el lado de la visita, Edgardo Kogan comenzó con Franco Villalba, Agustín Rey, Marcos Da Motta, Gianfranco Espíndola y Matías Acosta.

En los primeros minutos se mostró como un encuentro cerrado, con mucha defensa de ambas partes. Bohemios lograba sacar faltas que habilitaban libres, pero la puntería todavía no estaba fina, ya que los dirigidos por Kogan metieron solo dos de seis libres en el primer cuarto. Sin embargo, los de Rivas no podían darse el lujo se seguir cargandose de faltas y dejaron de cortar tantas penetraciones rivales, confiando en que su mejor eficiencia bajo el aro sería clave, pero esto no pasó. Los visitantes lograron empatar y más tarde pasar a ganar el encuentro. Los primeros diez minutos fueron de golpe por golpe, y se lo terminó llevando la visita 15 a 13.

En el segundo cuarto, los albimarrones siguieron por la misma senda, ganado en la penetración con Espíndola y Acosta, quienes sumaban buenos números también de más allá de la línea de triples. Parecía que se encaminaba a una diferencia abultada, pero las infracciones de los visitantes le permitieron al indio de Parque Batlle descontar desde la línea de libres para irse en una desventaja de 37 a 30 al descanso largo.

Sin embargo, el tercer cuarto terminó de afirmar que el triunfo se lo llevaría la visita. Nuevamente Acosta jugó un papel fundamental en el marcador, también destacando la actuación de Franco Villalba. En Tabaré, Tomas Retamoso descontaba esporádicamente con una gran mano de tres puntos, pero no fue suficiente para evitar que su equipo se fuera al último cuarto perdiendo 56 a 48.

Los últimos diez minutos acabaron con toda esperanza de remontada con un parcial de 12 a 0 en tres minutos a favor de Bohemios, marcando una diferencia que no pudo ser descontada, por más que Retamoso y Silvestre intentaron ponerse el equipo al hombro. El marcador final fue de victoria visitante por 80 a 64.