Enorme victoria de 25 de Agosto en la hora ante Unión Atlética. El base Martín Couñago puso el triple del triunfo y también dejó sus palabras.

En el básquetbol hay que dejar todo hasta el último instante, Martín tiró de tres, falló, pero la pelota le vino y volvió a tirar para quedarse con el triunfo: “La verdad no me salen las palabras para este momento que me toca vivir, el equipo y el grupo se lo merecía y esto es para ellos”.

“Este tipo de partidos son divinos. Me encanta jugar estos encuentros, con presión, gente afuera y es la primera vez que me toca meter una bola así”, expresó de lo que se vivía en el juego y como se sintió en la noche.

Hoy no pudieron contar con Martín Rojas, clave en el juego de 25, pero se las ingeniaron para bancar al rival: “Nos faltaba Martín que es gran parte del equipo, pero con Ottonello, que es gran jugador, y con Javi Crocano lo pudimos sacar igual”.

“Nosotros sabíamos que no teníamos a Martín entonces desde un principio intentamos que la pelota pase siempre por Hardin y que resuelva, pero también tenemos en cuenta que se cansa porque es humano y me tocó aparecer a mi”, manifestó de por donde planteó el partido El León.

Del final, dejó: “Por suerte entró la que tenía que entrar, no me importan los porcentajes. Se cumplió el primer objetivo y ahora vamos a ver que pasa”.