Auriblanco venció a Olivol Mundial 83-79 como local y así sumó su primer triunfo en El Metro en la última fecha del Clasificatorio.

Resumen del partido

Mucho frío y poca gente para un partido que “solo” sumaba para la parte del descenso. Comenzó mejor Olivol Mundial, con Curtis dominando la pintura y Romero aprovechando los espacios que dejaba el extranjero que vencía ampliamente en el duelo a Goncalvez. Pons y Piñeiro, forzando más que jugando, lograron igualar el encuentro, pero el pivot ex Aguada y Bohemios retomó el dominio en las cercanías del aro para que su equipo se fuera tres arriba.

En el segundo mejoró el nivel en general. El local elevó la intensidad defensiva y controló mejor a Curtis, pero perdió rebotes defensivos dando segundas oportunidades al rival que se mantenía arriba. Facundo Sánchez le cambió la cara con sus asistencias y Taibo entró de mano caliente aportando puntos importantes. Cuando se puso a cuatro, llamativamente Mauricio Rodríguez pasó a la zona, teniendo en cuenta que el rival tenía buenos tiradores; Nahuel Santos colocó puntos consecutivos para abrir máxima de nueve. Olivol, en vez de mantener la paciencia, involucrar a su foráneo y lograr tiros cómodos, tomó el dulce y forzó tiros de 6.75 sin mover la bola. Eso le dio resultados al dueño de casa que con algún chispazo de Goncalvez y nuevamente con Piñeiro se fue solo tres abajo al descanso largo.

El arranque del segundo tiempo fue clave. Rápidamente Auriblanco involucró a Goncalvez que tomó confianza con un par de dobles. Atrás todos se comprometieron, por momentos en una zona más intensa que no permitió tiros cómodos, en otras al hombre o incluso con un pasaje de cuadrado-1 con Xavier yendo sobre Diego Silva. En el mejor momento de los de Rodríguez Pons cometió una antideportiva dudosa y luego se excedió en las protestas, la técnica lo descalificó. Olivol hilvanó un 7-0 para volver a pasar, pero más allá de esa ráfaga nunca tuvo claridad para encontrar a Curtis y los papales con Piñeiro y Xavier a altísimo nivel se fueron cinco arriba.

El último fue parejo. Curtis y López intentaban tirar del carro mundialista, ante una defensa férrea y cerrada de Auriblanco, con diferencia de centímetros ya que Goncalvez estaba descansando. Erroizarena y Jones pusieron puntos importantes, y Gentini ganó minutos en cancha con buena lectura para atacar a Curtis. Piñeiro siguió siendo líder, en el manejo del equipo y el goleo, mientras que Xavier fue el socio ideal.

Cuando estaba mejor el locatario, cinco seguidos de Romero parecían darle el envión anímico necesario que Olivol necesitaba para seguir de largo. Pero quedó en eso. Auriblanco tuvo más criterio y llegó entero al cierre. Goncalvez con una buena defensa que obligó a la pérdida de Silva y luego con dos libres cerró la noche.

El gritó ahogado sonó fuerte, el alivió reinó en el barrio Bella Vista, donde hacía mucho tiempo que no terminaban una noche con sonrisas. Ganó Auriblanco por primera vez en el torneo.

UNO x UNO

AURIBLANCO

Piñeiro (8): El destacado. Xavier (7): El socio ideal, gran segundo tiempo. Erroizarena (5): Irregular, perdió siempre con Romero, pero puso puntos importantes en el último cuarto. Pons (4): Venía bien, pero se equivocó y terminó descalificado tontamente. Goncalvez (6): Arrancó mal, fue clave en el cierre con buena defensa sobre Silva y dos libres. Taibo (6): Vieja escuela, manito intacta, sumó. Sánchez (5): Disminuido físicamente hizo jugar al equipo en el segundo cuarto. Gentini (7): Revulsivo, entró para no salir más. Clave en el epílogo. Colgó dos veces a Curtis. Jones (6): Aportó toda su experiencia y los lanzamientos de cuarta que no falla jamás. Rodríguez (7): Manejó bien al plantel y siempre buscó variantes defensivas, la mayoría le salieron bien.

OLIVOL MUNDIAL

Arbildi (4): Algún triple y poco más, en la conducción quedó en el debe. Silva (5): Intermitente, cuando estuvo encendido fue importante. Romero (7): De lo mejor de su equipo, yendo al aro, defendiendo y hasta poniendo algún triple. Garay (4): No tuvo una buena noche. Curtis (7): Cuando se la dan es determinante, cuando se la dan… Andrade (4): No le dio claridad al ataque, ni le encontró la vuelta a la zona. Suárez (4): No metió, debió ser más importante ante la zona. Santos (5): Una ráfaga en el segundo cuarto y poco más. Britos (4): No se metió en el partido. López (5): Irregular, por momentos aprovechó los espacios que generó Curtis. Hernández (4): Tácticamente superado, no logró poner en juego a Curtis en el último cuarto, debió pedir minuto previa a la última jugada.

_______________________

Lo destacado

Andrés Piñeiro fue el mejor de la noche. Ofició de base titular ante la baja de Comas. No solo manejó los hilos de su equipo y asistió, fue el líder ofensivo aun en los momentos complicados. Totalmente recuperado de un tema muscular, mostró la mejor versión de la temporada, va recuperando su nivel. Figura con 22 puntos y 5 asistencias.

Lo distinto

Un partido que terminó distinto para Auriblanco, que ganó por primera vez en el certamen. Gestos de alivio de los jugadores y la tranquilidad de sacarse de arriba esa mufa que cambiaba el humor de vivir el presente adverso. Ya en el vestuario, aparecieron los clásicos chistes que, como en años anteriores, demostraron que hay un grupo unido que se lleva muy bien. Se fueron a dormir con una sonrisa y anímicamente crecidos para encarar lo que se viene.

Galería de Fotos