Paysandú se recuperó después de siete derrotas al hilo por la Copa de Plata, con triunfo ante Aguada por 67-59 y se ilusiona con zafar del último lugar para alcanzar las semifinales.

El Paysa llegaba a la Avenida San Martín sabiendo que se jugaba sus últimas chances para escaparle al último lugar. Por otro lado, el rojiverde buscaba el triunfo para alejarse definitivamente del fondo, sabiendo que contaba con muchas bajas por jugadoras que participan en los Juegos Universitarios de San Pablo.

El Paysa, que estrenaba indumentaria, empezó más enchufado, Da Silva robó pelotas en primera línea y corrió la cancha. Méndez también aportó con su tiro de afuera. Las de Silva con mejor inicio se llevaron el primer chico 17-10.

Las de San Martín crecieron con Larrosa y Hernández dañando en el juego interno. Wolman con un par de triples volvió a alejar a su equipo. Pero luego de minuto aguatero el equipo corrigió, bajó las pérdidas, no permitió corridas y el juego interno siguió dañando para revertir el score e irse al entretiempo ganando 29-24.

Las de La Blanqueada presionando toda la cancha en el arranque del segundo tiempo complicaron mucho y absorbieron rápidamente la diferencia. Otra vez el minuto ayudó a Aguada, que también presionó e hizo el partido intenso y punto a punto, con Da Silva destacándose con penetraciones de un lado y Hernández con la misma fórmula del otro. La diferencia llegó al final del chico, cuando las de Silva dejaron todo y con una presión asfixiante lograron  tomar 8 de ventaja de cara a los últimos 10 minutos.

El partido se tornó desprolijo y raspado, con muchas imprecisiones. Infantini metió mano y su equipo mejoró. Mucho impulso individual de Hernández que logró sacar por quinta a Villamarín que complicó en la defensa interna. Las rojiverdes pasaron a mejorar el rebote ofensivo, también creció Pose. El Paysa se vio superado y entró rápidamente en colectivas. Esto lo aprovecharon las dueñas de casa que se colocaron a un doble. Pero un doble y falta de Da Silva rompió un largo lapso de su equipo sin anotar y un triple de Wolman en su reingreso le devolvió 5 de renta a las dirigidas por Silva. Si bien las Aguateras intentaron con Hernández no pudieron romper la diferencia ante un equipo que se cerró en la zona pintada. La mano segura de Da Silva desde los libres terminó siendo decisiva para liquidar el encuentro.

De esta forma, el Paysa se colocó a un punto de Atenas, sabiendo que debe enfrentar aún a las Alas Negras, aunque aún así, deberán sumar en otro partido más producto de que el desempate por sistema FIBA no les favorece ante las dirigidas por Ricardo García.