Lagomar derrotó a Auriblanco 105-91 y mantiene viva su esperanza de meterse entre los 8.

Resumen del partido

La verde arrancó más efectiva, los hermanos Álvarez dañaron de afuera y su primo, Gonzalo, supo correr la cancha. En defensa los de la Costa fueron por momentos sólidos y llegaron a tomar 9 de ventaja. El Papal lo dio vuelta con un 10-0 en el inicio del segundo chico, con defensa en cuadrado y uno sobre la referencia de Gonzalo Álvarez, Pons tuvo un buen ingreso en ofensiva y Erroizarena se prendió a la lucha del rebote ofensivo. Luego de minuto de Sande y con triple de García, la visita destapó el aro y encontró mejores caminos para atacar la zona, de esta forma el partido se volvió tanto a tanto. El local encontró muchos puntos a través de libres ante un rival que fue muy arriba en la marca con un arbitraje sin tolerancia a la hora de pitar. El Lago mejoró atrás, Moultrie fundamental con tapas en su zona pintada dejó sin gol al adversario y fue pieza importante para que los suyos se vayan al entretiempo 3 arriba con doble y falta de Gonzalo.

La tónica se mantuvo en el tercero, fue un partido impreciso, cortado y punto a punto. Auriblanco perdió a Erroizarena por una fea caída, mientras que los del Balneario no contaron durante gran parte del chico con Moultrie que cometió su cuarta personal. El partido creció en emociones ante un ambiente caldeado en el que se protestó todo. Con Cardozo afuera también por cuarta, los de Rodríguez no supieron aprovechar del todo bien la ventaja que tuvieron con Rod abajo y Lagomar, con un equipo chico en cancha logró mantener nivelado el partido. En una jugada con mucha viveza Facundo Sánchez terminó de sacar al extranjero rival, haciéndole rebotar la pelota en el saque para después sacarle la quinta. Los dueños de casa parecían tener todo para ganar, ante un contrario malhumorado, pero apareció la rebeldía del equipo, doble y falta de Cococho para pasar, más un triple del Manzana García le dieron a los de la Costa de Oro 5 de ventaja. Gonzalo se sumó al buen momento con un triple que le sirvió para ganar en confianza, de esta forma, en su momento, los canarios abrieron diferencia de 11 a tres del final. Apareció Piñeiro de pocos minutos en el juego y con muchas ganas en el final, colocó triples que hicieron ilusionar a la parcialidad del Auri. Sin embargo la diferencia era muy amplia, a pesar de que los de barrio Bella Vista cortaron permanentemente a 1:10 del final, la buena efectividad de libres de los de Sande cerró el partido.

UNO x UNO

AURIBLANCO

Sánchez (6): Puso orden y carácter sobre el cierre. Xavier (4): Discreto. Erroizarena (7): Gran tarea, se prendió a la lucha de rebotes. Jones (4): El equipo lo precisó más. Goncalvez (6): Dañó cuando lo buscaron. Piñeiro (5): Se cargó de faltas, levantó en el cierre. Pons (6): Gran aporte en la primera remontada. Taibo (4): Abusó del tiro exterior. Gentini (-): Segundos en cancha. Rodríguez (5): Planificó una gran defensa y llevó al juego a lo que le servía. Sobre el final no logró explotar la ventaja con Rod ante la salida de Moultrie.

LAGOMAR

García (6): Importante en el cierre. J. Álvarez (8): Brillante, mucho carácter en el final con bolas importantes. G. Álvarez (9): El destacado. N. Álvarez (7): Acorde a sus familiares, hizo un gran partido. Moultrie (4): Buena tarea defensiva pero salió tontamente por quinta. Cardozo (5): Prendido en defensa. Tuvo problema de faltas. Larrea (5): Un triple importante, se prendió atrás. Suárez y Pereyra (-): Pocos minutos en cancha. Sande (6): Durante varios minutos no le encontró la vuelta malhumorado con el arbitraje. Pero supo resolver bien en el peor momento en el que perdió al extranjero.

_______________________

Lo destacado

En la fórmula JNG esta vez el destacado fue Gonzalo. Junto a sus primos hizo un excelente primer cuarto en el que el verde gozó de 9 de ventaja. En un partido difícil, empujado por Javier que abrió las acciones, encontró un triple bárbaro que abrió una brecha de puntos en su haber para terminar ganando el partido. Quiere Liga y en cancha demuestra que tiene nivel. Sigue manteniendo la ilusión de un Balneario de meterse entre los mejores 8 de El Metro

Lo distinto

En el mejor momento defensivo de Auriblanco, Mauricio Rodríguez se contagió de su equipo y se prendió a la defensa. En una jugada contra su banco, metió la mano para interceptar un pase y se llevó la técnica por parte de Richard Pereira. En el entretiempo el árbitro declaró “defendió como los dioses” y se notó. Su equipo defendió tan bien que él no quiso ser menos.