Con cuatro trascendentales partidos se cerrará esta noche la undécima fecha del Metro.

Bohemios – Unión Atlética

A partir de las 20.15, el televisado de la jornada desde la cancha de Bohemios.

Importantísimo punto se disputará en Pocitos entre dos equipos que llegan igualados en la tabla en el pelotón que pretende clasificar en los ocho de arriba. La marrón de irregular campaña viene de obtener un enorme triunfo visitando a Lagomar y deberá hacerse fuerte de local ante un duro rival. Los dirigidos por Edgardo Kogan cuentan con un extranjero importante como Puckett y varios jóvenes de gran talento como Da Costa, Terra y Barrera.

El conjunto azulgrana llega fortalecido con tres victorias de forma consecutiva tas derrotar a Larre Borges, Larrañaga y Miramar. En el equipo dirigido por Martín Frydman, de a poco va creciendo nuevamente pero seguramente no tenga a Salvador Zanotta, quien sufrió un esguince de tobillo en el juego ante Larre. Otro que está teniendo una destacada labor es Octavio Medina, que con su anotación ha sacado a su equipo de varios aprietos. Necesita que Glenn siga mejorando.

El arbitraje estará a cargo de Gonzalo Salgueiro, Pablo Sosa y Antonio Gómez.

Miramar – Stockolmo

Comenzará a las 20.30 en el escenario de la calle Santiago Gadea.

Otro duelo que enfrenta dos equipos igualados en la tabla, y que puede ser clave en la búsqueda de la clasificación. Los monitos de Esteban Yaquinta llegan en un buen momento tras dos victorias al hilo, en parte gracias al gran trabajo de sus exteriores Wohlwend y Blazina que atraviesan un excelente momento. El extranjero Drakeford ha tenido altibajos pero demostró que cuando está bien suma mucho para su cuadro.

La “S” del Prado es una de las revelaciones del torneo y se metió en la pelea por entrar entre los ocho cuando muchos no lo daban. Nobile viene de ser figura ante Capitol y tiene un extranjero que pelea mucho bajo el aro como Gabriel, además el técnico Zaballa cuenta con algunos jugadores de experiencia para el medio, como son Bertolini, Facundo Ferreira o De León .

Los jueces del cotejo serán Diego Borghini, Alejandro Nadruz y Cristian Hirigoyen.

Auriblanco – Lagomar

Desde las 20.30 en cancha de Auriblanco.

El “auri” aún no conoce la victoria tras diez partidos, y tendrá una linda oportunidad al recibir a Lagomar que tampoco está en su mejor momento tras dos caídas.

El equipo dirigido por Rodríguez viene de caer ante 25 pero jugando un buen último cuarto que casi le permite una remontada, en ese período fue muy importante lo hecho por Pons. Otro que jugó bien fue Comas, que está suspendido y no estará a la orden. Por ello necesitarán un gran partido de Facundo Sánchez para tener posibilidades, así como una mejora en el rendimiento de Rod Gonçalves.

Los de la Costa no pueden dejar pasar la oportunidad de sumar ante este herido rival para cambiar la pisada y alejarse de la zona baja. La trilogía de primos Álvarez ahora completa es parte importante de las aspiraciones de los dirigidos por Sande, si los tres están bien, y logran generar juego para Moultrie tendrán mayores chances de éxito.

Pitarán Richard Pereira, Martín Pedreira y Nicolás Revetria.

Colón – 25 de Agosto

El partido empezará a las 20.30 en la esquina del movimiento, San Martín y Fomento.

Colón es uno de los escoltas del campeonato y atraviesa un gran presente, a pesar de haber perdido su último juego. Los dirigidos por Mathías Nieto ocupan un puesto impensado para muchos antes del inicio del certamen y necesitan ganar para continuar arriba, ante un rival duro y en racha positiva, que también necesita los puntos en la pelea por clasificar.

Para el locatario será fundamental que levanten el nivel de su último encuentro Mayora y Cosby, baluartes que lo han puesto donde está; así como mantener el gran nivel de Borrallo.

El león de Villa Dolores llega entonado tras ganar sus últimos tres. La fuerza de Rojas y Martínez, el goleo de Hardin, Curbelo, y Couñago, la intensidad de Köster y la lectura de Espíndola serán virtudes que deberá explotar la visitar para que su expedición sea positiva.

Con el arbitraje de Andrés Laulhe, Martín Fernández y Ricardo Olivera.