Quedando apenas cuatro fechas para el final de la primera rueda de El Metro, apenas cuatro o cinco equipos parecen tener su destino asegurado en la próxima fase. Analizamos la tabla de posiciones y los rivales que le quedan a cada uno.

En la parte baja de la tabla está la única certeza matemática: Auriblanco, que aún no conoce la victoria, jugará la rueda por el descenso. Excepto que suceda algo extra-deportivo (sanciones de quita de puntos, por ejemplo) el “Auri” ya tiene nueve equipos a los que no puede alcanzar.

La situación de Tabaré, si bien es hiper complicada, aún no está definida numéricamente. El “Indio” debería ganar sus cuatro partidos y que las combinaciones de los demás cruces lo favorezcan para poder entrar entre los ocho de arriba. De perder el viernes sus chances seguramente se esfumarán. Vale decir igual que como se arrastra el 100% del puntaje a la segunda ronda, todo triunfo es fundamental para entrar mejor a la segunda rueda.

Por su lado Larre Borges y Olivol también la tienen difícil, pero no es imposible. Perder está casi prohibido y en la fecha 11 jugarán entre ellos un duelo que seguramente deje al perdedor entre los de abajo.

En las posiciones de arriba, aún no hay equipos asegurados entre los ocho mejores, pero es claro que Capitol, Colón y Cordón irán a la serie por el campeonato. Estos tres equipos juegan todos entre sí en las próximas fechas, lo cual será clave para los puntos que cada uno llevará a una corta rueda de siete partidos con un ascenso directo en juego.

Tras ellos hay un pelotón donde seis equipos han logrado cinco triunfos 25 de Agosto, Bohemios, Larrañaga, Miramar, Stockolmo y Unión Atlética, más Lagomar que los mira de cerca con cuatro victorias. Esta es la parte de mayor entrevero, equipos que están bien en la tabla pero que la paridad del torneo no permite predecir cuál será su futuro. Para los de Ciudad de la Costa ganar hoy es imperioso para no perder pisada.

De estos siete equipos, los que rematen mejor esta fase, o logren ser más regulares, se clasificarán a la serie por el ascenso. Si bien hay situaciones distintas, como la “UA” que está obligado a entrar o un Stockolmo que es sorpresa y metiéndose ya cumple su objetivo principal de mantener la categoría, El Metro los tiene hoy a todos en la misma bolsa.

¿Habrá otro clásico? Puede que sí, puede que no. Podría haberlo en la serie ascenso, pero también en la del descenso.

La calculadora siempre a mano, como le gusta al uruguayo. Y a seguir de cerca estas fechas porque cada partido tiene mucho en juego, las ilusiones de los barrios se van definiendo en cada noche que la naranja va al aire.