Marcel Souberbielle conversó con Basquet Total luego de ser catalogado MVP y no escondió su emoción por consagrarse con el club de sus amores.

“Es una noche especial para mí porque salir campeón con el cuadro del que soy hincha y donde nací, es hermoso. Además es especial porque me lesiono de forma grave en el comienzo del partido, en un juego definitorio y la verdad que la impotencia que sentí fue tremenda pero estoy orgulloso del trabajo que hicieron mis compañeros“, fueron las primeras palabras del mejor jugador de las finales, que llegaba saltando al vestuario playero.

Consultado sobre el rendimiento del equipo manifestó: Son unos leones y ganamos contra todos los pronósticos porque todos nos daban por muerto. Hoy callamos a un pueblo y Malvín está levantando la quinta estrella“.

 Malvín supo sobrepasar obstáculos durante todo el certamen y Marcel explicó porque el playero fue el campeón: Tuvimos resiliencia y consistencia porque este equipo no se dio por vencido. Nunca bajamos los brazos cuando las cosas iban mal. Este grupo es el más lindo que me ha tocado desde que estoy en Malvín y se nota. Si vos le preguntas a cualquiera de mis compañeros te lo pueden decir y es un orgullo formar parte de este equipo“.

 Con una alegría que desbordada los poros, Souberbielle le quitó trascendencia a la lesión sufrida: Yo sentí que me tiró el tendón de Aquiles, pero hoy no voy a pensar en esto, se verá, ahora hay que festejar“.