La ronda de los entrenadores de El Metro este martes apuntó al barrio Belgrano para dialogar con Esteban Yaquinta sobre la preparación de Miramar rumbo al campeonato.

Nuevamente por el barrio dirigiendo a Miramar, la primera vez cerca del ascenso, en la segunda se salvaron del descenso, como se dice comúnmente, ¿La tercera es la vencida?

Bienvenidos a casa. La verdad que estoy cómodo en el club, Miramar para mí es como mi segunda casa y es como tú decís, hace dos años con un equipo irreal, que se armó para pelear el descenso, estuvimos a 40 minutos del ascenso, y el año pasado fue muy duro por el tema de las lesiones, la expulsión de Blankson, siete fechas afuera, en un momento Chucho Nessi por temas laborales se fue cinco partidos y el equipo lo sintió. Pero fue un campeonato raro, estuvimos a dos puntos del descenso y a uno de Cordón y Verdirrojo que pelearon por el tercer ascenso. Vamos a ver que nos depara este (risas).

¿Te gusta la modalidad de campeonato en esta temporada?

No, es horrible. Creo que dependés de la suerte de quien te toque de local o visitante, porque si mis rivales directos me tocan de visitante y de local te toca algún favorito por ejemplo, Bohemios y Unión Atlética, puede ser muy peligroso.
No me gusta nada, tendría que ser dos ruedas como fue siempre, y ahí sí, dividir para arriba o para abajo como quieran, pero en igualdad de condiciones siempre.

¿Cómo está integrado este Miramar?

Mezclamos juventud con la experiencia, quisimos que regresaran al club dos hombres de la casa como Diego Olivera y Rodrigo Carvidón, que ellos tenían muchas ganas de terminar su carrera en Miramar y creo lo merecían que fuera así. Trajimos aleros importantes creo yo, como Maximiliano Cervi, Agustín Viotti, está repitiendo Damián Blazina de lo que fue hace dos años en el club. En la base Santiago Wohlwend, que está jugando muy bien, por suerte con este tema que se pueden traer dos fichas más, pudimos cerrar a Nicolás Lewis que nos da mucho en defensa. Es un equipo que va a rascar, y en los amistosos así lo hemos hecho.

Recién nombraste dos jugadores importantes en el plantel, Damián Blazina y Maximiliano Cervi. ¿Son las piezas claves de este equipo?

Sí, así es, para empezar están haciendo una gran pretemporada con el profe, y están muy bien físicamente todos. Apostamos mucho a la recuperación de Maxi (Cervi), no sólo para nosotros sino para el básquetbol en general, yo creo que él es de esos tiradores que hay pocos en Uruguay y estamos trabajando para que vuelva a la Liga que es el lugar donde debería estar jugando. Damián para mí es un placer trabajar con él, lo tuve un tiempito en Biguá, y es un jugador que siempre me gustó mucho, su generosidad física para el juego, la defensa y la inteligencia que tiene. Son dos de los jugadores que van a ser pilares en el año y por suerte están muy finos físicamente.

¿Qué objetivos tiene Miramar en el campeonato?

Es difícil saberlo, si me preguntas ahora, yo quiero ser campeón. Esté donde esté, yo quiero ser mejor, después el campeonato te va a llevando a determinadas realidades. Yo pienso que va ser extremadamente parejo, y noche a noche los puntos van a valer mucho. Espero que el primer objetivo sea clasificar entre los ocho y tener la suficiente capacidad para llegar a definir el torneo.

Por las características del piso en el gimnasio de Miramar, que no es flotante. ¿Es una ventaja en un campeonato corto cuando jueguen de local?

Sí, yo creo que sí, en los últimos dos años que Miramar volvió a El Metro, hemos perdido muy pocos puntos de local, siempre nos hicimos muy fuertes, es una cancha incómoda para los rivales, aparte acá la gente del barrio acompaña mucho. Por eso creo que es fundamental conseguir los puntos que nos toquen de visitante.

Más allá de lo deportivo. ¿Cómo se ha acoplado Julio Guity al país y a la institución?

Primero voy aclarar al hincha de Miramar que Julio no va ser en un alto porcentaje de importancia dentro del equipo, que hemos apostado a las fichas nacionales, para que él sea una colaboración hacia los demás. Es un jugador muy joven de 23 años, su primer salida del país como profesional, si vos le ves la carita lo dice todo, es un jugador muy jovencito, hace pocas prácticas que lo tenemos, es muy defensivo que le gusta mucho estar arriba del aro, nos hace acordar mucho a Wilborn, en ese estilo de jugador. Adelante va a tener que aprender mucho todavía, pero es interesante, es como un Sub 23, él le pone mucha oreja, entrena muy duro, le gusta seguir aprendiendo por lo que hemos hablado, yo creo que con el paso del tiempo con el equipo y en Uruguay va a ir mejorando.

Vale la aclaración para el hincha de Miramar, que estaba acostumbrado a Nick Waddel o Jeff Fahnbulleh que eran jugadores de peso. Guity tiene otro tipo de características, ¿no?

Sí, la economía así lo dijo, ¿no? (risas), tuvimos que bajar la misma y resolver con lo que teníamos y bueno toda la esperanza para que Julio haga un buen torneo, ha demostrado ser un buen compañero, se adaptó al club, al piso que tampoco es fácil poder adaptarse acá, y en dos o tres días ya era uno más del equipo y eso es lo importante.

Te llevo a lo social, se ha visto un crecimiento interesante en el club, que eso trae como consecuencias muchas veces buenos resultados deportivos. ¿Cómo está Miramar en ese sentido?

Sí, tal cual, es así. Hay un nuevo gimnasio que es multipropósito, la entrada de la cantina, una muy buena sala de pesas para un club de barrio, de a poco se está trabajando en los vestuarios, el piso flotante como tú decís es un anhelo que ojalá para el próximo torneo lo tengamos. Arrimar es lo más importante, que los chiquilines jueguen, se acerquen al club y defiendan la camiseta que todos queremos.

¿Cuáles son los dos ascensos a la Liga Uruguaya?

Bueno, normalmente El Metro, tiene que ver los presupuestos con los ascensos. Yo creo que Unión Atlética debería estar disputando uno de los dos lugares, Bohemios por la apuesta que hizo podría ser el otro. Hay que ver Larre Borges, como se termina de armar, Capitol tiene un muy buen equipo, Lagomar tiene nombres interesantes, yo apuesto a que nosotros también estemos luchando arriba. Si me preguntas al revés, quien veo descendiendo no te lo puedo decir porque es todo muy parejo.

¿A qué jugadores deja afuera Tábarez en la lista de Rusia 2018?

Pah, me mataste con esa. A ver… sí me gusta el fútbol, lo sigo, lo que te puedo decir que los 23 que estén designados por el Maestro Tábarez van a tener mi confianza y mi derecha, porque soy un amante de su trabajo y lo respeto a morir. A mí me gusta mucho que Lodeiro vaya, porque lo considero muy buen pibe, y es un jugador que puede dar mucho porque es joven.
Pero, el ambiente dice que es uno de los que está en la línea de salir, a mí me gustaría que estuviese en el Mundial, pero sacar tres la verdad, no sé quién podría salir (risas).