Unión Atlética que estaba invicto en el torneo, se imponía ante Tabaré que no había perdido en su cancha, pero el partido se suspendió. No fue el único de la noche, aunque el de Hebraica – Atenas quedó trunco por humedad.

En Camacuá, igualaban el local con las alas negras y se suspendió por humedad en el piso del gimnasio, dentro de la complicada noche de la ciudad de Montevideo.

En el Parque Batlle el partido empezó parejo y con distintas estrategias defensivas. Mientras Tabaré se recostaba en una zona 2-3, el azulgrana defendía al hombre. El indio habilitaba a Couto y generaba de adentro hacia afuera. Unión abusaba del tiro exterior, sin buena efectividad hasta que aparecieron dos bombazos de Consani. Con puntos de corrida, los de Nuevo Malvín terminaron 29 a 17 arriba en el primero.

Cuando parecía que se iba la UA, Retamoso achicó la distancia con dos triples consecutivos. Con la presencia de Rodríguez, la visita volvió a prevalecer en los rebotes y a dañar la pintura rival para sacar 19 de renta (51-32) para el descanso largo.

Con un buen arranque de Trusich, la ventaja llegó a ser de 25 tantos. Pero el dueño de casa mejoró en defensa para correr la cancha y con la intensidad y conducción de Varela achicó el margen a 10. Después del minuto de Sedes, el equipo cerró el cuarto más ordenado para entrar al último por 13 (70-57).

En el chico final el indio extendió la presión en toda la cancha y le dio resultado para arrimarse a ocho. Nuevamente Trusich sacó la cara por los de Nuevo Malvín para intentar que el punto fuera azulgrana. El partido se suspendió a falta de 2:37 con victoria parcial para Unión Atlética por 85 a 75, por una falta que derivó en invasión de cancha de los suplentes y parciales de ambos equipos. No llegó a mayores. Dejamos el formulario con lo que estamparon los jueces, a través del árbitro principal Christian Barreiro.