Sidigas Avellino cayó en la primera final de la Europe Cup, como local ante el Umana Reyer Venezia y deberá revertir una desventaja de ocho puntos para la vuelta.

El partido tuvo una enorme paridad, de hecho tres de los cuatro parciales finalizaron igualados. La ventaja para los de Venezia se produjo a partir de su ofensiva en el comienzo del segundo tiempo. Ahí pudieron poner un 23 a 15 que a la postre les dio la victoria. Pese a la reacción que intentó tirar el Avellino, Umana Reyer se llevó la victoria por 77 a 69. El partido de vuelta se disputará el próximo miércoles y Sidigas Avellino deberá ganar por una diferencia mayor para levantar el trofeo.

Bruno Fitipaldo finalizó con 3 puntos y 2 asistencias en 17 minutos en cancha.