Capurro venció como local a Romis por 74 a 65 y se aseguró la ventaja deportiva de cara a los playoffs que otorgan el segundo ascenso a el Metro.

Los de la calle Solis Grande llegaban al juego de esta noche en la tercera posición de la ronda por el ascenso, siendo su última presentación, la que terminó con derrota ante Urupan de Pando. Mientras que su rival de turno, acumulaba una serie de tres derrotas consecutivas, la última de ellas ante Yale en Jacinto Vera,  que lo dejaban en el fondo de la tabla.

Los dirigidos por Marcelo Manicera saltaron a la cancha con Daniel Dacal, Federico Gómez, Maximiliano Alonso, Andrés Jones y Christian Book. Por su parte, los comandados por Gerardo González comenzaron con Tabaré Martínez, Fernando Ferro, Timothy Jennings, Juan Wenzel y Alfonso Arrillaga. La terna arbitral la conformaron Álvaro Aunchayna, Álvaro Da Rosa y Santiago Gómez.

El encuentro disputado en el gimnasio Guillermo Rios presentó una particularidad en su inicio, ya que el delegado de mesa de Romis no estaba presente en la cancha a la hora estipulada. Por lo tanto, Álvaro Aunchayna sancionó con una falta técnica al visitante y además no permitió que realizaran ejercicios de tiro mientras que esperaba la llegada del planillero. Los primeros minutos del partido fueron favorables a Romis, que con tres triples consecutivos en las manos de Tabaré Martínez, Timothy Jennings y Juan Wenzel, conseguía abrir una ventaja de ocho unidades (3-11). Con el correr de los minutos, el conjunto local fue mejorando en el costado defensivo, mientras que en el otro lado del rectángulo lastimaba con las constantes penetraciones de Maximiliano Alonso, que tenía como acompañante a Manuel Castro, que desde el banco de suplentes aportaba un par de bombas para equilibrar las acciones.

En el arranque del segundo periodo se produjo un intercambio de canastas, en el cual se destacaban las figuras de Andrés Jones por un lado y de Jorge Trindade por el otro. De a poco, los dirigidos por Marcelo Manicera fueron tomando el control del juego, siendo importante para ello la buena presión defensiva en primera línea, que les daba la posibilidad de de robar un par de balones, que fueron transformados en puntos de ataque rápido, sobre todo a través de Federico Gómez. Los de Gerardo González no hallaban la forma de frenar a su rival, mientras que en ataque dependían en exceso de lo que pudieran generar Jennings y Wenzel. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 44 a 36.

La segunda mitad presentó un inicio muy flojo, en el cual ambos equipos tenían problemas para llegar al gol, a lo que le sumaban una gran cantidad de pérdidas, lo que provocaba que el juego no fuera tan atractivo para los espectadores presentes en el gimnasio de la calle Solis Grande. En dicho pasaje fueron importantes jugadores de la segunda unidad, que desde el banco aportaban soluciones, tanto en defensa como en ataque. En el local fue clave la figura de Nicolás Gentini, por su parte, en la visita dieron una mano los pibes Aaron Bustelo y Santiago Vázquez. Al finalizar el tercer periodo, el “rojinegro” tenía a su favor una renta de ocho puntos (59-51).

En los primeros minutos del último cuarto se pudo observar la mejor versión de Romis, que nuevamente con las figuras de Wenzel y Jennings, pudieron colocar un parcial de 11-3, que igualaba el electrónico en 62 tantos por bando. Cuando todo hacía indicar que el encuentro se definiría en un final apretado, el locatario volvió a tomar el liderazgo, con un triple de Gómez y un doble con foul de Alonso. En el final, la visita se quedó sin gol y con una buena efectividad en libres de su adversario, veía como se le escapaba la victoria. Finalmente, Capurro se quedó con el triunfo por 74 a 65 y de esta manera se aseguró terminar en la tercera posición de la ronda de ascenso, lo que lo deja como el “2” para playoffs, instancia en la cual se medirá ante su rival de hoy o Paysandú, con ventaja de 1-0 para los de Manicera.

En el ganador se destacó la actuación de Maximiliano Alonso, que encestó 20 puntos y capturó 12 rebotes, bien acompañado por Andrés “Cacho” Jones con 12 tantos. Por el lado del perdedor, Timothy Jennings aportó 20 unidades y 10 rebotes.

El próximo partido de Capurro será el sábado, cuando por la última fecha tenga que enfrentar a Yale en condición de visitante. Mientras que ese mismo día, Romis tendrá que visitar a Paysandú en el gimnasio de Miramar.