Sidigas Avellino se impuso 86 a 71 ante Cantú y alcanzó la línea de los líderes de la Serie A del basket italiano con un partido más disputado.

El Avellino que hizo de local en el PalaDelMauro comenzó mejor el encuentro con un rápido parcial de 5-0 en los primeros dos minutos pero Cantú se fue acomodando en el juego y tuvo una racha de 11 a 2 para pasar al frente. Promediando el primer cuarto se produjo el debut del pivot austríaco Benjamin Ortner en el equipo local y lo hizo con buenos minutos adueñándose de la zona pintada con cuatro tantos  y tres rebotes. Fitipaldo tomó el rol de asistidor, aportando dos unidades e igual número de pases gol para que su compañero Leunen se destacara con diez puntos. El primer chico terminó igualado en 20.

El segundo período tuvo un arranque de 5-0 para la visita en el minuto inicial. A partir de ahí con el reingreso de nuestro compatriota los dirigidos por Sacripanti metieron un parcial de 14 a 0. Cantú llegó a estar 13 puntos abajo (40-27) y recortó para entrar al segundo tiempo con una desventaja de 10 (45-35). Fitipaldo cerró los primeros 20 minutos de partido con 2 tantos y 5 asistencias.

En el tercer cuarto Cantú salió con todo para achicar la desventaja. Llegó a ponerse a una pelota (45-42) gracias al 7-0 en los primeros tres minutos. En ese momento apareció la jerarquía del uruguayo con siete puntos y una asistencia para romper la sequía de su equipo y retomar 12 de diferencia. El período fue favorable al visitante por 22-19 pero la victoria seguía siendo locataria 64 a 57.

Los últimos diez minutos arrancaron con poco goleo hasta que promediando el cuarto el Avellino puso un 5-0. Cantú no mostró reacción y eso permitió que Fitipaldo y el resto de los titulares descansaran en el final sin que el punto corriera peligro. Ganó Sidigas Avellino por 86 a 71 aprovechando la diferencia en rebotes (42 a 29) y en asistencias (20-13).

Bruno Fitipaldo terminó con 9 puntos y 6 pases gol en 27 minutos en cancha.