Con tres figuras rutilantes y dos bastiones anímicos Uruguay salvó con buena nota el debut ante República Dominicana, repasamos el 1×1 celeste.

Por Juan Manuel Lérida

Jayson Granger (9): El equipo juega a su ritmo. Entiende todo. Líder absoluto.
Bruno Fitipaldo (8): Importante en el segundo tiempo con su exuberante capacidad de sacar el tiro.
Sebastián Vázquez (6): Flojo primer tiempo. Baluarte defensivo en la segunda parte.
Sebastián Izaguirre (4): No dio lo que el equipo necesitaba. Debe embocar más para abrirle la cancha a Jay y Fiti.
Esteban Batista (7): No fue su mejor noche, pero lo cerró con muchísima clase siendo decisivo.
Luciano Parodi (4): Debe ser más agresivo de cara al aro. Correcto defensivamente.
Kiril Wachsmann (3): Siempre cumple en defensa, erró dos penales que le costaron minutos.
Juani Ducasse (4): Pocos minutos, sin pena ni gloria. No encontró tiros en ataque, correcto atrás.
Tito Borsellino (6): El jugador que nos identifica a todos. Casi hace un gol y foul de ensueño. Siempre rinde.
Hernando Cáceres (3): Perdió minutos con Tito. No logró abrir la cancha con su tiro y le costó en defensa.
Marcelo Signorelli (7): El partido no le permitió rotar mucho. El deficit fue la falta de variantes para atacar la zona. Intensidad defensiva y llegar al ataque jugando en buena transición, se cumplió. Su sello.